En el marco de la pandemia por coronavirus, el fútbol argentino continúa frenado y sin novedades respecto de la vuelta a la actividad. Aún no hay una fecha estipulada para el regreso a los entrenamientos y las competencias, debido a que se piensa en un regreso igualitario para todos los equipos. 

Instalado en Bolívar junto a su familia, el futbolista Alan “Pupi” Lescano dialogó con PRESENTE sobre la situación actual, su experiencia en Gimnasia y Esgrima La Plata y los objetivos para lo que se viene.

“Durante este tiempo de cuarentena y sin actividad oficial, el preparador físico nos pasó videos para hacer ejercicios en nuestras casas y actualmente, a la mañana entrenamos todos juntos por zoom. Como en Bolívar está permitido, ahora puedo salir a correr y hacer algunas pasadas”, explicó Alan. 

Con un recorrido que ya supera los tres años en el Lobo platense, contó: “A lo primero me costó mucho, los primeros meses la pasé mal porque extrañaba mucho y me quería volver. Con el tiempo, fui conociendo gente nueva en La Plata y agarrando confianza con los chicos del club, por lo que me pude adaptar muy bien”. 

Gimnasia es muy importante para mí, al principio me costó entender lo que era el club pero no me arrepiento de nada, estoy muy agradecido y muy feliz de estar en la institución. Me abrió las puertas y desde que llegué me hicieron sentir como en casa, por eso lo elegiría siempre”, expresó el bolivarense.

“Pupi” contó sobre la experiencia de conocer a Diego Maradona, actual director técnico del Lobo: “Fue medio raro porque siempre lo veía en la televisión o escuchaba a la gente hablar de él, y un día lo tuve al lado, fue un momento muy lindo”. 

“En lo deportivo me veo bien y estoy muy cómodo, con todos los entrenadores que tuve pude jugar siempre, tener partidos en reserva y hasta ser capitán en mi categoría. El objetivo para la vuelta es afianzarme como jugador de la división reserva”, manifestó Lescano. 

El 10 bolivarense ya tuvo la oportunidad de entrenar con el plantel de primera: “Al principio era y estar nervioso por el hecho de no equivocarte y mostrar todo en un día. Con el tiempo me fui dando cuenta que hay que ir con la cabeza más tranquila. Te pone contento cada vez que te llaman a entrenar con primera, pero no tenes que ir a demostrar sino que simplemente dar lo mejor”. 

Foto: Legión Tripera.