En el marco de la emergencia sanitarias, el Gobierno nacional lanzó una serie de medidas que resguardan a los inquilinos en una situación de inestabilidad económica y social. No obstante, la Defensoría del Pueblo bonaerense ha recibido denuncias por numerosos motivos que atentan contra las reglas establecidas. 

Durante el tiempo transcurrido de cuarentena, se han denunciado intentos de desalojo y hechos en los que no se respetaba la prórroga automática de los contratos o el congelamiento de los montos. Además, también se registraron distintos problemas a la hora de los traslados y las mudanzas. 

Con la disposición que habilitó las mudanzas, varios inquilinos pudieron solucionar sus situaciones, aunque la Defensoría bonaerense comunicó que “muchos dueños pretendieron desalojar a los inquilinos por falta de pago recurriendo a la violencia o medios extorsivos”.

“Las autoridades deben tener una control firme a la hora de que se respeten estas obligaciones”

En relación a esto, también hubo reclamos debido a que locadores e inmobiliarias que no respetaron la prórroga automática de los acuerdos de alquiler, buscaron concretar una renovación de contrato y aumentar el monto del alquiler mensual, desatendiendo así a lo decretado por el ejecutivo nacional. 

Guido Lorenzino, Defensor del Pueblo, expresó: “La reciente sanción de la Ley de Alquileres nos muestra la importancia de actualizar las normas a favor de los inquilinos, pero también nos pone ante la exigencia de que las autoridades deben tener una control firme a la hora de que se respeten estas obligaciones”.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin