El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, instó a «toda la dirigencia política» a «llevar un clima de paz y tranquilidad» a la población al señalar que si el intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Fernández se hubiera concretado, «estaríamos ante una Argentina convulsionada y totalmente distinta».

«Hay que aprovechar esta instancia para hacer una profunda reflexión y sobre todo desde el arco político», sostuvo Berni ante la prensa en la ciudad de Mar del Plata, donde este viernes entregó patrulleros rurales a las autoridades locales.

Consultado sobre el ataque perpetrado el 1 de septiembre contra la vicepresidenta en la puerta de su casa, Berni dijo: «Uno se imagina que hubiera pasado si ese disparo hubiera salido e impactado sobre Cristina Fernández de Kirchner y hoy estaríamos ante una Argentina convulsionada y totalmente distinta».

«Un episodio de semejante violencia se reacciona con violencia con lo cual estaríamos muy complicados. Hay que aprovechar esta instancia para hacer una profunda reflexión y sobre todo desde el arco político», añadió.

En ese sentido, sostuvo que «tenemos que entender que lo que hay que discutir son ideas y no discutir por discutir y que hay que hacerlo en un marco de racionalidad y educación. No podemos seguir generando convulsión y tensión en una sociedad que ya viene muy cachetada por la pandemia y económicamente y necesita recuperarse«.

El funcionario evaluó que «no se puede recuperar un si no es a través de un clima de paz y quienes somos los responsables de llevar un clima de paz, de tranquilidad, es toda la dirigencia política».

«El intendente (de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro) y yo somos de dos partidos políticos totalmente opuestos y a pesar de ello hablamos, comemos y discutimos. Pero siempre lo hacemos en un clima de paz y de respeto. Entendemos que lo que hay que discutir en Argentina son ideas para que el país crezca, se redistribuya y se crea trabajo», subrayó.

Berni también aseguró que la gestión del gobernador Axel Kicillof está «renovando el 100% de las patrullas rurales» que estarán a cargo de mil efectivos de la Policía bonaerense que se dedicarán a prevenir los delitos que se comenten en las zonas agropecuarias.

«Esto es la puntita de un iceberg. Hay muchas cosas que no se ven, como es la capacitación o la incorporación de tecnología para vigilar la zona rural en poco tiempo. Esto se da gracias a un gran esfuerzo económico por parte del gobernador (Kicillof) para capacitar y profesionalizar al personal policial y proveer de elementos y tecnología que permitirá combatir el delito», puntualizó.

Fuente: Télam

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin