Desde el pasado lunes comenzó la vacunación de voluntarios que participan de la última etapa de experimentación de la dosis contra el coronavirus, desarrollada por los laboratorios Pfizer y Biontech. La sede de esta actividad es el Hospital Militar Central en la ciudad de Buenos Aires, luego de un convenio firmado entre el gobierno y las entidades farmacéuticas.

En total, son 4.500 personas a las que se les aplicará la vacuna, aunque desde el laboratorio aseguran que los inscriptos como voluntarios superaron los 25 mil. Los que quedaron seleccionados fueron citados por las autoridades de Pfizer y atravesaron una serie de etapas selectivas.

“Los voluntarios que se van a vacunar forman parte de una base de datos que aporta la misma Pfizer”, indicó el director de Hospital Militar, Sergio Maldonado, y añadió: “Los seleccionados van siendo citados por los mismos investigadores y a medida que van llegando se los somete a un circuito que incluye entrevistas, un consentimiento informado y algunos estudios”.

A fines de julio, Pfizer afirmó que proyecta tener la vacuna contra el coronavirus lista para fin de año, aunque advirtió, en coincidencia con otras empresas que entran en la última fase de experimentación de sus productos, que la disponibilidad dependerá de las entidades regulatorias y capacidad de logística de cada país.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin