Por disposición del gobierno provincial, familiares de personas privadas de su libertad podrán ingresar mercaderías y medicamentos a los penales bonaerenses y, en el caso de cárceles del interior como la de Urdampilleta, continuará habilitado el servicio privado de encomiendas.

La medida contempla la emisión de una acreditación desde el sistema penitenciario en la que se indica el vínculo entre el familiar con el interno y autoriza la circulación.

Según informó el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), los alimentos enviados por las familias complementan las cuatro comidas que ya brindan las unidades. Comúnmente se envían productos como yerba, azúcar, golosinas y artículos de higiene personal. 

Cuando el coronavirus comenzó a mostrar su avance, fueron las propias personas privadas de su libertad (principalmente mujeres embarazadas) las que pidieron a sus familiares que suspendan las visitas para evitar contagios y que puedan acercar mercadería.

Cómo funciona la acreditación

El permiso de tránsito excepcional  al Decreto 297/2020 es emitido por el Servicio Penitenciario Bonaerense, en el que se autoriza a una persona explicitando su nombre y DNI a concurrir  desde su domicilio (se especificará la dirección) hasta el asiento de la dependencia carcelaria (también se detallará la dirección), y se señalará el nombre del interno y el número de ficha criminológica.

En la autorización se aclara que la circulación pública es para suministrar elementos de higiene personal, elementos de limpieza y/o alimentos perecederos al detenido.

El permiso es de carácter intransferible y la persona portadora deberá acreditar  identidad al momento de presentarlo. En tanto, recibirá sanciones penales la persona que realice un uso indebido de esta autorización.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin