La Asociación Argentina de Medicina Respiratoria realizó un informe público con recomendaciones para los fumadores y los pacientes con enfermedades respiratorias, en el marco de emergencia por la pandemia de coronavirus. 

Teniendo en cuenta que el virus COVID-19 afecta principalmente el sistema respiratorio y puede provocar la muerte, desde la entidad dedicada a la especialidad respiratoria lanzaron recomendaciones generales y detalladas para las diferentes enfermedades. 

Las recomendaciones generales para pacientes con afecciones respiratorias: 

  • Respete el aislamiento social y mantenga la distancia de 2 metros con otras personas.
  • Lávese las manos frecuentemente, de manera adecuada con agua y jabón.
  • Utilice alcohol en gel o al 70% con rociador para manos.
  • Cuando tose o estornuda tápese la boca y nariz con el pliegue del codo o con un pañuelo de papel que debe ser desechado en el basurero. Luego siempre límpiese las manos, lavándolas con agua tibia y jabón o usando alcohol en gel para frotarse las mismas.
  • Si tiene síntomas respiratorios, no comparta utensilios ni elementos de higiene personal. 

También, para el uso de barbijo: 

  • Antes de colocárselo, lávese las manos.  
  • Cúbrase la boca y la nariz con el barbijo.  
  • Evite tocarlo mientras lo usa.  
  • Cámbielo ni bien note esté húmedo si es de un solo uso.  
  • Para sacárselo, hágalo primero por detrás y luego lávese las manos. 

Fumadores

El tabaquismo podría, directa o indirectamente, contribuir en el desarrollo de infecciones virales de la misma familia del COVID-19, potenciando el riesgo de enfermedad y con peor pronóstico. El virus puede ser vehiculizado a través del humo. Aparte de los beneficios conocidos de dejar de fumar, en esta situación va a disminuir la posibilidad de transmisión de infección por COVID-19.

Pacientes con asma bronquial

Los pacientes con asma deben hacer una consulta inmediata si tienen signos de infección respiratoria (fiebre, tos, falta de aire, dolor de garganta u otro que no sea un síntoma habitual de su enfermedad). Deben continuar cumpliendo estrictamente su tratamiento habitual aunque se encuentre sin síntomas. El uso de las mismas reducirá el ataque de asma por diferentes virus, entre ellos el COVID-19.

Pacientes con EPOC

Las personas con EPOC tienen un riesgo potencial de mayores complicaciones si se infectan por COVID-19 Se recomienda enfáticamente que los pacientes con esta patología sigan los consejos de su médico y de las autoridades sanitarias para minimizar la posibilidad de infectarse. Es primordial no dejar de cumplir el tratamiento que efectúa diariamente y, antes la aparición de síntomas no habituales (fiebre, decaimiento, dolor de garganta, etc) y/o incremento de la tos, de la falta de aire o cambios en el catarro, consultar inmediatamente. 

Pacientes con bronquiectasias

Los pacientes con bronquiectasias deben hacer una consulta inmediata si tiene signos de infección respiratoria (fiebre, falta de aire, dolor de garganta u otro que no sea un síntoma habitual de su enfermedad). No hay un tratamiento médico específico para pacientes con bronquiectasias para prevenir la infección, pero deben tomar las medidas adecuadas con mayor rigor si se infecta con COVID-19 el cuadro puede ser más grave que en otros pacientes. 

Pacientes con Enfermedad Pulmonar Intersticial Difusa (EPID)/ Fibrosis Pulmonar Idiopática (FPI)

Además de estar dentro del grupo de riesgo por presentar una enfermedad pulmonar crónica, los pacientes con EPID/FPI o con enfermedad fibrosante asociada a enfermedades autoinmunes, reciben frecuentemente medicación inmunosupresora por lo que deben tomar precauciones especiales para prevenir cualquier tipo de infecciones respiratorias. Es importante, en este tiempo de pandemia, diferir visitas de control, pruebas de función pulmonar y estudios de imágenes que no sean considerados indispensables. 

Pacientes con Fibrosis Quística y sus familias

La Fibrosis Quística (FQ) se encuentra dentro del grupo de enfermedades crónicas con cuidados especiales y por el momento no sabemos cómo la infección por Covid-19 puede afectar a las personas con esta enfermedad ya que hasta la actualidad no hay reportes publicados. El cuidador debe lavarse las manos regularmente con un desinfectante a base de alcohol en gel o con agua y jabón. Lograr en lo posible continuidad de terapias psicológicas de sostén, sobre todo en situaciones particulares o cuando exista situación angustiante a través de comunicación virtual 

Pacientes que usan CPAP por Apnea del sueño

Si usted usa CPAP y no tiene diagnóstico de Coronavirus, enfermedad febril o cuarentena que requiera aislamiento indicado por personal de salud, puede seguir usándolo sin inconvenientes. Si vive en una zona de circulación viral sería conveniente disponer de una habitación separada para dormir durante esta emergencia de salud pública para evitar la posibilidad de diseminación en caso que usted fuera un portador asintomático del virus. Le recordamos la limpieza del CPAP que no varía de la habitual.

Pacientes que usan Ventilación Mecánica no Invasiva en el domicilio

Lo primero que tiene que saber es que bajo ningún aspecto usted tiene que dejar de usar ventilación mecánica no invasiva. Extreme medidas generales como la higiene frecuente de manos, evite tocarse la cara, nariz, boca y ojos. Desinfecte frecuente de superficies como teléfonos, teclados, inodoros y mesas. Si no padece enfermedad por COVID-19 y no tiene indicación de aislamiento por sospecha de que pueda padecer la misma, lo hará del modo habitual.

Pacientes que fueron trasplantados de pulmón

Evite consultas en hospitales o consultorios, manéjese por medios electrónicos. Si concurre al médico o al hospital hágalo con barbijo tricapa. Si tiene que hacerse análisis, gestione la extracción en su domicilio y de no poder concurra con barbijo tricapa y cumpla fielmente con el aislamiento de 2 metros de separación entre personas.