La ministra de gobierno de la provincia de Buenos Aires expresó que existía una “flexibilización de hecho” de la cuarentena, producto de la “angustia” y el “cansancio del encierro” que habita en la sociedad.

María Teresa García se refirió a las restricciones que aún persisten en territorio bonaerense y diagnosticó que “hay una serie de actividades que están semi habilitadas, en otras se mira para el costado y ocurren, o que pretenden habilitarse, como actividades deportivas colectivas”.

En la misma línea, describió que dichas actividades “ni son esenciales ni son para parar la olla”, sino que “son para aplacar la ansiedad, la angustia que todos tenemos, el cansancio del encierro”.

“Hay una serie de actividades que están semi habilitadas, en otras se mira para el costado y ocurren, o que pretenden habilitarse”

María Teresa García

“Seguramente tendremos que convivir con eso”, consideró la ministra respecto a actividades que están por fuera del marco general permitido, y alertó sobre la baja en el acatamiento a las normas que dictan los gobiernos nacional y provincial. “Cuando el presidente de la Nación y el gobernador dicen ‘esto no se puede’, con sus decretos, sus normativas, igual se hace”.

Respecto a la ocupación de las camas de terapia intensiva y respiradores en los primeros cordones de la provincia, García manifestó que “gracias a Dios tenemos un poquito de espacio, de remanente, pero no sabemos hasta cuándo”, y advirtió que “es una cornisa muy finita, hay que tomar determinaciones”.