A un mes y medio del inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el gobierno nacional analiza extenderlo hasta fin de mes, en lo que sería otra etapa a superar por la sociedad. No obstante, planea seguir flexibilizando actividades.

El objetivo es que no haya una cantidad masiva de gente en la vía pública, aunque Casa Rosada continuará con el esquema de flexibilizar más actividades.

Claro que todo dependerá de cada distrito. En los de más de 500 mil habitantes, los comercios tendrán que seguir vendiendo a puertas cerradas, colocando un cartel para que los clientes hagan los pedidos y luego lo reciban en su domicilio.

Te puede interesar: «Las fases de la cuarentena: de estricta, a administrada y, a partir del lunes, focalizada»

En definitiva, las cosas no se moverían de lugar para lo que es Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), conurbano bonaerense, algunos distritos de la provincia y aglomerados urbanos en el interior del país.

Alberto Fernández, por su parte, tiene la recomendación de seguir hasta junio, por lo que falta la confirmación oficial de su parte para continuar -y bajo qué condiciones- el aislamiento social obligatorio.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin