Tras el inicio de la cuarta fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio en casi todo el país (salvo en Capital Federal y el Área Metropolitana de Buenos Aires) el intendente Marcos Pisano compartió con referentes políticos e institucionales de la ciudad, la creación de los próximos protocolos que se buscarán aprobar para flexibilizar más la cuarentena.

El municipio busca que en esta nueva etapa del aislamiento social, que durará hasta el 24 de mayo inclusive, comiencen a permitirse las tareas en escribanías, trabajadoras domésticas, niñeras, nutricionistas, psicopedagogas, fonoaudiólogas y psicólogos.

Además, trabaja en la elaboración de protocolos para retomar actividades industriales e implementar salidas recreativas para niños y niñas, acompañados de un adulto responsable.

“Creíamos oportuno, a partir de los últimos anuncios, compartir las medidas que vamos a estar debatiendo para la cuarta fase”, sostuvo Pisano tras el encuentro

Asimismo, destacó el “esfuerzo de todos los bolivarenses” y celebró que pasados 52 días de cuarentena “no hemos tenido ni un solo caso positivo”.

Del encuentro participaron funcionarios del gobierno municipal, concejales, dirigentes de instituciones intermedias, referentes educativos y gremiales.