Tras horas de reuniones y videoconferencias desde la Quinta de Olivos, el presidente Alberto Fernández anunció la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 12 de abril, último día del feriado por Semana Santa. “Queremos ganar tiempo para cuando llegue el peor momento”, dijo en relación al brote de coronavirus que se espera para principios de mayo.

El mandatario aseguró que los resultados de los primeros diez días de cuarentena “son buenos” y que “más del 90 por ciento” de la población argentina la cumplió. En ese sentido, consideró que “si seguimos cumpliendo con la cuarentena, los resultados van a ser favorables”.

Según explicó, el objetivo del momento es “ganar tiempo” para cuando llegue el “pico de contagios” que el gobierno espera se dé a principios de mayo. “Como sociedad nos adelantamos al problema”, celebró.

“Prolongando la cuarentena vamos a lograr que el virus cumpla dos ciclos en el cuerpo humano, así vamos a poder tener datos más claros de cómo se incuba la enfermedad y responder con el tratamiento adecuado”, agregó.

Sobre las consecuencias económicas que ya está dejando la pandemia, el mandatario aseguró que se atenderá la situación de las familias más humildes. “Les pido que respeten la cuarentena, el Estado va a estar más presente que nunca y a todos les van a llegar los recursos”, prometió.

En tanto, se refirió a créditos otorgados a pequeñas y medianas empresas para que afronten la actual parálisis productiva y recordó que Argentina vive un “momento de excepción”.

“Estamos haciendo todo lo que tenemos que hacer, no el gobierno sino la sociedad. Todavía queda mucho por delante y no tenemos garantizado ningún resultado. Sólo sabemos que, si cumplimos con ciertas cosas, el dolor será menor”, concluyó Fernández.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin