El lunes pasado, la Cooperativa Eléctrica de Bolívar comunicó que operaría de manera reducida por tiempo indeterminado debido a una “medida gremial”. Sin embargo, el Sindicato de Luz y Fuerza aclaró que no se trataba de un paro sino de una directiva a nivel provincial por parte del gremio, con el objetivo de “resguardar” a los trabajadores de posibles contagios de coronavirus.

A principios de semana se dio una situación confusa. Por un lado, las autoridades de la Cooperativa anunciaron que la entidad trabajaría con personal reducido y postergaría el reparto de facturas en formato papel, debido a un reclamo salarial por parte del gremio Luz y Fuerza.

No obstante, el representante de la seccional Bolívar del sindicato, José Alfonsín, aclaró: “Está mal informado. Si hubiera un paro habría una circular y la empresa sería notificada sobre eso”.

En diálogo con Bolívar TV, el trabajador aseguró que a nivel provincial “nuestro secretario general estableció el resguardo de nuestros compañeros” a raíz de algunos contagios por coronavirus en distritos del interior.

Aún así, la empresa giró un nuevo comunicado la noche del miércoles, en el que manifiesta “la necesidad de realizar un profundo análisis de oportunidad de las solicitudes de incremento salarial realizadas por Luz y Fuerza”. 

En este sentido, pidió que las mismas sean “abordadas en el futuro, dentro de ámbitos paritarios”, remarcando la “difícil situación económica” que se vive a nivel general.

Desde el gremio, por su parte, negaron que se tratara de una medida de fuerza y aseguraron que “el servicio está garantizado con guardias pasivas y cuadrillas que se rotan día a día”.