Este lunes, la localidad de Henderson retrocedió de fase por un rebrote de casos de coronavirus tras un encuentro nocturno de jóvenes, por lo que cien personas permanecen en aislamiento.

Respecto a este tema, el intendente del partido de Hipólito Yrigoyen, Ignacio Pugnaloni, dialogó con Radio Provincia y expresó: “Veníamos bien y se nos ha complicado feo por la irresponsabilidad”, y añadió que “los dos últimos casos habían estado en una ‘previa’ con uno de los nenes positivos siendo que estaba prohibida, esto da rabia, impotencia y bronca”.

Te puede interesar: Olavarría: hisopan al intendente Galli por presentar síntomas compatibles con Covid-19

En cuanto a una de las personas contagiadas, Pugnaloni contó que “el hermano de una de las chicas que dio positivo es empleado municipal, y por lo tanto, tengo personal municipal aislado y se comienza a afectar la atención”.

En este sentido, remarcó que “hubo irresponsabilidad de la familia, porque estuvieron cinco días con síntomas y no dijeron nada, para cuando llegamos con el servicio de salud ya hacía una semana que mantenían contactos”.

El jefe comunal indicó que están en comunicación con las autoridades sanitarias, y agradeció al gobierno bonaerense y al jefe de gabinete Carlos Bianco. “Estábamos con reuniones familiares y reapertura de comercios, la gente tomó muy mal el regreso a fase 3, no sé si habrá más casos y haya que restringir aún más, es un pueblo que vive del campo y no es tan fácil contener este desastre”, sentenció.