Pasadas las 22 horas del miércoles, un auto Fiat Spazio fue secuestrado luego de no detenerse ante el pedido de un móvil policial.

Mientras el personal de la Comisaría Primera realizaba el típico patrullaje nocturno, identificó que el auto en cuestión tenía similitudes con el descrito por una vecina, quien lo había denunciado por una actitud “sospechosa”.

El vehículo, conducido por un joven, coincidía con las características de una denuncia previa y por eso fue identificado. Pero al no respetar el pedido para detener su marcha, la policía intervino en el camino del vehículo en cuestión.

Finalmente, el conductor y el auto no coincidían plenamente con lo denunciado por la mujer, aunque el joven iba con música alta y sin luces, por lo que le secuestraron el auto y lo infraccionaron.