La pandemia en el interior de la provincia de Buenos Aires continúa su avance sostenido y uno de los distritos más azotados por el ingreso del virus es Bragado, que durante agosto multiplicó los contagios, estuvo cerca del colapso sanitario y ya registra más de 30 muertes.

En diálogo con Radio Provincia, el intendente Vicente Gatica expresó que “de 40 casos en agosto pasamos ahora a 400 contagios” y reconoció que la circulación en el distrito, que estaba en Fase 5, junto con las reuniones sociales “han sido devastadoras “ .

Bragado debió retroceder a la Fase 3 a raíz del crecimiento de los contagios y llegó al punto de tener un colapso sanitario. “Hoy tenemos menos del 50% de las camas de internación ocupadas y lo mismo con las camas de terapia intensiva y dos respiradores ocupados. Estuvimos cerca del colapso con 64 camas cubiertas y 7 respiradores”, graficó Gatica.

“Tenemos mucha población mayor y las reuniones sociales han sido devastadoras”

“Sentía que la flexibilidad nos iba a generar mucha movilidad y eso pasó finalmente. Tenemos mucha población mayor y las reuniones sociales han sido devastadoras”, agregó el intendente.

Tras el ingreso y permanencia en la etapa más restrictiva que estableció la provincia, reconoció que “entramos en una meseta alta pero estable” con una “relativa calma”. No obstante, sostuvo que “la forma exponencial” en la que avanza el virus hace que tengan que “estar muy atentos y cuidando al personal de salud, que está agotado”.

“Tenemos suspendidas reuniones sociales y familiares, pero Bragado es una comunidad de 45 mil habitantes con 60 policías para los 4 turnos. Es imposible controlar a todo el mundo y sobre todo a quienes lo hacen clandestinamente”, relató Gatica.