Transcurridas las primeras semanas en el cargo, el flamante Jefe de Bomberos Voluntarios de Bolívar Jorge García, dialogó en exclusiva con PRESENTE sobre el desafío que enfrenta junto a Alejandro Bersani, el segundo jefe del cuerpo activo.

“Tiempo atrás estuvo latente la oportunidad de ser jefe, ya que otro presidente me lo ofreció informalmente, pero dije que no porque creía que era el momento de otra persona. Además, estaba orientado y a cargo de otro personal”, contó García. 

El nuevo jefe del cuerpo activo repasó su antecesor, Roque Bazán, venía insistiendo con la idea de retirarse. “Cuando me propusieron ser el jefe acompañado por Bersani, acepté. Quiero llevar adelante esta tarea con la mayor responsabilidad”, sintetizó.

Consultado acerca de su rol, contó que era “coordinar y llevar adelante todos los movimientos que realiza el cuerpo de bomberos y controlar a los oficiales subalternos para que desarrollen sus tareas con el personal que tienen a cargo”. Otra de sus tareas fundamentales es la de ser el nexo con la comisión directiva, responder a las necesidades del cuartel y resolver las inquietudes.

En pandemia

La situación ha cambiado en el último tiempo. “A los llamados de sirena, está asistiendo el 50% del cuerpo activo. En lo que respecta a la gestión, con la comisión nos comunicamos telefónicamente y vamos resolviendo las inquietudes de esa manera, aunque no han ocurrido complicaciones”, contó García.

En tanto, explicó que la actividad en el cuartel, “que suele ser muy intensa”, está totalmente parada. “Normalmente tres veces por semana, se realizaban capacitaciones o se hacía orden interno, pero ahora está todo suspendido. Con personal dividido, mantenemos en buen estado el lugar”, concluyó el bombero voluntario.