El gobierno bonaerense presentó una propuesta de reestructuración de la deuda externa y pidió un “período de gracia de magnitud” debido a que la economía provincial necesita destinar los recursos a “situaciones más críticas a nivel social”, indica el texto compartido con los acreedores.

La provincia de Buenos Aires ratificó que la deuda por 7.148 millones de dólares es “insostenible” y pidió tiempo para afrontar los pagos y conseguir un alivio financiero para las arcas estatales.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, argumentó que “la deuda pública no es sostenible en las condiciones de mercado actuales” y aseguró que el gobierno estaba “dando pasos concretos para avanzar en un programa que permita recuperar su sostenibilidad”.

Asimismo, agregó: “Nuestra posición fiscal es sumamente frágil y es necesario priorizar la asignación de nuestros recursos para atender las situaciones más críticas a nivel social”, argumentó la provincia. Por ello, solicitó “consensuar un período de gracia de magnitud suficiente”.

Cabe destacar que, raíz de la pandemia de coronavirus, Buenos Aires redujo su PBI en dólares, hecho que se trasladó a la profundización de la caída de los indicadores sociales.