En horas de la madrugada de este jueves, una comisión policial de la Comisaría de Bolívar se hizo presente en un domicilio de calle Magallanes, en barrio Casariego, a raíz del llamado de una mujer que denunció que su ex pareja se encontraba rompiendo la restricción de acercamiento.

Constituido el personal policial en el lugar, procede a identificar y aprehender a un joven de 21 años por el delito de “Desobediencia flagrante”. El mismo fue trasladado a la dependencia ubicada en calle Arenales, dónde se cumplimentaron los recaudos legales y la persona quedó a disposición del magistrado interviniente. 

En lo que respecta a los hechos previos, que derivaron en la restricción de acercamiento, una mujer había realizado la correspondiente denuncia en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Bolívar, por lo que se iniciaron actuaciones en el contexto de “Violencia de Género y Familiar”.

Desde la formación de la causa, en la que toma intervención la UFI Nº 15 a cargo de Julia María Sebastián, la víctima y su círculo familiar estaban siendo asistidas por las distintas divisionales policiales y el área de Derechos Humanos municipal. Las circunstancias personales de las personas involucradas no se consignan en razón de lo normado por la Ley 26.485.