El gobierno bonaerense, a cargo de Axel Kicillof, anunciará el jueves una suba salarial para el personal de la Policía Bonaerense luego de días de protestas en distritos del conurbano y el interior.

Según anticipó la ministra de Gobierno, Teresa García, el mandatario se reunió con el titular de la cartera económica, Pablo López, para definir los alcances del aumento de sueldos.

García reiteró que los reclamos de los efectivos “son legítimos” y reconoció que los sueldos “vienen con muchísimo atraso”, aunque negó que esto se de producto de la administración actual.

“La fuerza policial venía muy castigada de los cuatro años del gobierno anterior”, manifestó la funcionaria. “No tenía móviles, ni tecnología, las horas Cores (horas extras, tipificadas como Compensación de Recargo de Servicio) estaban congeladas en $40 y la situación era deplorable”, amplió.

Por caso, indicó que el gobierno había empezado a trabajar en pos de un incremento pero la pandemia puso un freno a la negociación. Tras la protesta, el gobierno afinará detalles de la suba y la anunciará públicamente a la par de firmar un decreto.