En horas de la madrugada se produjo un corte de luz no programado que afectó a media ciudad. A primera hora de la mañana, las cuadrillas de la Cooperativa Eléctrica comenzaron a reparar el desperfecto.

Desde las redes sociales, vecinos de los barrios Obrero, Zorzales, Villa Diamante, Pompeya, Anteo Gasparri y Vivanco; así como también de un sector de la planta urbana manifestaron durante la madrugada la falta de servicio, tratándose casi en su totalidad de hogares ubicados a un lado de la avenida San Martín. Sin embargo, también se observó falta de luz en el barrio Latino.

“En la madrugada de hoy, alrededor de las 4 am, se registró la apertura del alimentador urbano B, uno de los más importantes de nuestra ciudad, afectando el suministro eléctrico de casi el 50% de nuestra localidad”, informó oficialmente la Cooperativa Eléctrica.

En tanto, agregó que el problema técnico se produjo a raíz de la avería de un aislador ubicado en la intersección de las calles Matheu y Boer.