El ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Julio Alak, negó que exista un plan del gobierno para “liberar detenidos” en las cárceles bonaerenses y dijo que esa decisión sólo pueden tomarla los jueces.

“Niego categóricamente que en la Provincia de Buenos Aires exista un plan para liberar detenidos», señaló Alak en sus redes sociales. En tanto agregó: “La Constitución y las leyes sólo facultan al Poder Judicial a detener, liberar o conceder prisiones domiciliarias”.

Además, explicó que los pedidos de prisiones domiciliarias “son solicitados mayoritariamente por los defensores públicos”, que dependen directamente del procurador general, Julio Conte Grand. De este organismo también dependen los fiscales, que son quienes están habilitados a “consentir o apelar las resoluciones judiciales”, dijo el ex intendente de La Plata.

De este modo, el ministro bonaerense respondió a un pedido de explicaciones lanzado por la oposición y a un informe periodístico publicado por el periodista Héctor Gambini en el diario Clarín, que asegura que existe un “mecanismo” para liberar a más de 6 mil detenidos de las cárceles bonaerenses, con el supuesto objetivo de instalar en el lugar que dejen libre camas para detenidos que enfermen por coronavirus.

El pedido respondía a un supuesto informe que indicaba que en la provincia se habían otorgado más de mil prisiones domiciliarias relacionadas con el coronavirus. El titular del Consejo de la Magistratura y camarista federal de San Martín, Alberto Lugones, negó esa cifra, dijo que “no creo que lleguen ni a 200”, y afirmó que solo se otorgan en “aquellos casos en que se justifique por el riesgo para su salud”.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin