Tras confirmarse 4 nuevos casos de coronavirus en la ciudad de Olavarría, sumando así un total de 15 positivos (de los cuales 3 se recuperaron), desde el municipio se filtró información confidencial referida a pacientes contagiados. Frente a esta situación, el intendente Ezequiel Galli presenta este sábado una denuncia penal para abrir una investigación.

La noche del viernes, la Dirección de Prensa olavarriense se comunicó con los medios locales y advirtió que fue “filtrado” un reporte interno que contiene identidades de las personas infectadas y todo el reporte interno del municipio en el marco del Covid-19.

Por su parte, los medios (a quienes la información filtrada les llegó ya que fue viralizada por Whatsapp) se hicieron eco de la denuncia municipal y no le dieron ruedo a a la filtración, que contenía nombres propios de habitantes de la ciudad.

“Es muy grave el hecho que sucedió en nuestra ciudad y vamos a ir hasta las últimas consecuencias con la investigación. Debemos cuidar la identidad de los pacientes”, publicó Galli en sus redes sociales.

El jefe comunal se mostró preocupado por la estigmatización a los pacientes contagiados, por lo que insistió en la idea de que “nadie elige enfermarse” y procuró “cuidar la identidad” de cada una de las personas.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin