La Mesa de Trabajo Autogestionado en Educación Intercultural (MTEI), que integra el Colectivo Mujer Originaria de Bolívar, cuestionó las declaraciones vertidas por el ministro de Seguridad de la provincia, Sergio Berni, quien acuñó la frase “indios salvajes” para referirse a la actuación de la Policía en un conflicto laboral que tuvo lugar días atrás en un frigorífico de Quilmes.

El hecho ocurrió en el frigorífico Penta, de Quilmes, cuando un grupo de trabajadores protestaba porque los habían echado. En ese marco, la Policía los desalojó y el hecho tuvo gran repercusión debido a que se trataba de personas que se habían quedado sin trabajo en medio de la cuarentena.

Frente a esa situación, el ministro Berni hizo un mea culpa a través de los medios de comunicación y dijo: “No somos indios salvajes para reprimir así”.

Dicha declaración, describió la MTEI, conformó “un insulto xenófobo, discriminatorio y racista” que lleva a “menospreciar y vulnerar los Derechos Humanos hacia la población originaria en general, y en particular de la provincia de Buenos Aires”, donde el ministro cumple una función pública.

“Hoy, los y las nietas de esos abuelos originarios masacrados por el Estado nacional, le exigimos que se retracte de los dichos expresados, de lo contrario al hacer caso omiso, esto no solo lleva a perpetuar la brecha de la desigualdad de Derechos, sino que ignora las normas jurídicas que nos amparan al respecto”, invocó la MTEI.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin