Radiografía exclusiva de la pandemia: cómo evolucionó el COVID-19 en Bolívar a un año del primer caso positivo

Radiografía exclusiva de la pandemia: cómo evolucionó el COVID-19 en Bolívar a un año del primer caso positivo

Este 5 de julio se cumple un año de la confirmación del primer caso de COVID-19 en Bolívar, un hecho que en su momento revolucionó a la comunidad. A continuación se presentan indicadores correspondientes a los doce meses transcurridos entre julio 2020 y junio 2021, período en que se confirmaron casi 7000 contagios y 132 fallecimientos.

Evolución

En Bolívar la primera ola se concentró entre la segunda quincena de diciembre y la primera de enero. Con mayor incidencia, la segunda ola se inició sorpresivamente en abril y llegó al pico máximo en mayo, mes en que se registró un récord de contagios (31% del total anual) y un récord de muertes (49% del total anual), acompañados por el colapso del sistema de salud. Este colapso se reflejó en la ocupación total de la Clínica Respiratoria Covid y casi total de la Unidad de Terapia Intensiva, durante todo el mes.

Como efecto de las medidas restrictivas y de la vacunación, en junio se desaceleraron los contagios (27 nuevos casos por día), disminuyeron los casos activos de manera ininterrumpida (-4% por día) y bajó la ocupación de camas.

Sexo y edad

En el año transcurrido, se confirmaron contagios en 3.585 mujeres (52%) y 3.374 hombres (48%), con un promedio global de 40 años. Todos los rangos etarios presentan valores similares para cada sexo. Las personas de 20 a 29 años fueron el rango etario con más casos (21%).

Mortalidad

Entre noviembre 2020 y junio 2021 murieron 132 personas, la mitad de ellas solamente en el mes de mayo (ver Tabla 1). La tasa de mortalidad de Bolívar (que surge de relacionar la cantidad de muertes con la población) se ubica en el puesto 11 entre los 135 municipios bonaerenses, con 3,6 muertes por Covid-19 cada 1.000 habitantes, de acuerdo a datos del gobierno provincial.

En el período analizado murieron 53 mujeres y 79 hombres, con un promedio global de 73 años. Las personas mayores de sesenta aportaron el 17% de las contagiadas pero el 83% de las fallecidas, confirmando la gravedad del virus sobre ese grupo de riesgo. También se lamentaron 22 muertes de menores de sesenta años, entre ellas 3 menores de cuarenta.

La tasa de letalidad (porcentaje de fallecidos sobre contagiados) confirma lo anterior: la letalidad fue más alta en los grupos poblacionales de mayor edad. Como muestra la siguiente tabla, en Bolívar murieron 2 de cada 100 personas contagiadas (en el total de casos), pero murieron 21 de cada 100 entre las personas de 80 años en adelante, y 11 de cada 100 en el rango 70 a 79.

Vacunas

Desde el inicio de la campaña de vacunación (29 de diciembre) hasta el pasado 30 de junio, recibió la primera dosis el 47% de la población de Bolívar (16.925 personas) y se aplicaron más de 23.000 vacunas. En el mes de junio se registró el récord de vacunación (42% del total de personas vacunadas), alcanzando un promedio de 283 aplicaciones por día de vacunación (ver Tabla 1).

El siguiente gráfico presenta un dato alentador: mientras que en enero había 1 persona vacunada cada 2 contagiadas, desde marzo en adelante se invirtió la relación y actualmente se cuentan 2 personas vacunadas cada 1 contagiada.

Rastreo

El equipo de salud y particularmente el LABBO desde su creación en agosto de 2020, realizaron 1 hisopado cada 1,3 habitantes, la tasa más alta de la provincia de Buenos Aires, habiendo tomado más de 27.000 muestras (entre ellas, casi 21.000 negativas). Mayo también fue el récord de hisopados: se hicieron 190 por día y casi 6.000 en todo el mes. Por su parte, el nivel de positividad (porcentaje de positivos sobre hisopados) se mantuvo en valores razonables, representando un 25% anual. Sólo durante la segunda ola (abril y mayo) se superó el 30% de positividad (ver Tabla 1).

Datos comparados

Como muestra la Tabla 3, en comparación con los valores provinciales y nacionales el distrito presenta un mejor nivel de positividad y una mayor tasa de hisopados (ver también Mapa 2), lo cual explica la diferencia en las respectivas tasas de incidencia (contagios sobre población). Esto revela que en Bolívar se aplicó una política de rastreo que permitió conocer con mayor rigor el alcance de los contagios y reducir el avance del virus a través de los contactos estrechos. Como contracara se registró una mortalidad más alta (ver también Mapa 1), por razones múltiples que las/os especialistas deberán dilucidar. Por último, a la fecha se observa en Bolívar una mayor proporción de población vacunada.

“Fue un asedio constante”: la primera paciente con COVID-19 en Bolívar recordó el hostigamiento que sufrió junto a su familia

“Fue un asedio constante”: la primera paciente con COVID-19 en Bolívar recordó el hostigamiento que sufrió junto a su familia

Al cumplirse un año del primer caso de coronavirus en el Partido de Bolívar, la paciente número uno en contraer la enfermedad desde que se inició la pandemia dialogó con el programa “Fuga de Tortugas”, que se transmite por Radio Federal FM 101.5, y reveló las situaciones que tuvo que atravesar frente a una comunidad revolucionada por la inevitable llegada del virus.

Virginia Rodríguez detectó falta de gusto y olfato durante los primeros días de julio del año 2020, cuando en Bolívar todavía regía una cuarentena con controles en los accesos, y se contactó con la Secretaría de Salud para dar aviso de un potencial caso de COVID-19. Se testeó, dio positivo y, con ella, su pareja y su bebé (en ese momento de once meses).

“Para nosotros fue movilizante porque estábamos con miedo, como todo el mundo. Uno transita el COVID-19 y no sabe cómo lo va a llevar. Además en ese momento tenía mi bebé de once meses, estábamos bastante asustados”, recordó la mujer que durante semanas fue blanco de críticas pero también de personas que se pusieron a disposición para lo que necesitara.

“Pensar que a Bolívar no le iba a tocar era hasta ilusorio”

Virginia Rodríguez

Su pareja, Fabián Britos, es chofer de camión y parte de ese sector del trabajo que nunca frenó su actividad desde que se desató la pandemia. “La gente creyó que él salió a contagiarse queriendo, o que estaba de vacaciones… y nada que ver, salió a trabajar como todos los camioneros. En los días que vino acá [por Bolívar] me contagié, después se fue y a pocos días de emprendiera la vuelta le avisé que di positivo”, contó.

Frente a esa situación -relató Rodríguez- Britos se comunicó con el área de Salud para dar aviso de su llegada a la ciudad. Así fue que una comitiva del hospital Miguel Capredoni lo esperó con una ambulancia para que, sin entrar en contacto con otras personas sin los cuidados pertinentes, permaneciera aislado en la sala que estaba montada en las instalaciones del Centro de Rehabilitación Integral (CRIB) hasta obtener el resultado del hisopado.

Una vez que el transportista recibió la noticia de que dio positivo es que comenzó el hostigamiento hacia la familia: “La gente [a Britos] lo llamaba asesino. Nos decían que éramos los culpables de traer el virus a Bolívar y yo no podía entender lo que pasaba, porque era una situación a nivel mundial, pensar que a Bolívar no le iba a tocar era hasta ilusorio”, manifestó Rodríguez, quien resaltó el acompañamiento psicológico que tuvieron por parte del servicio del hospital.

Te puede interesar: «La carta de una joven estigmatizada tras realizarse un hisopado por ser contacto estrecho»

Llamadas a sus teléfonos personales, difusión de sus nombres y fotos en redes sociales y demás situaciones marcaron un panorama que, según describió la mujer, “fue de un asedio constante”. “Las personas no tomaban dimensión que con ese tipo de denuncias le hacían perder tiempo a la gente de Salud, porque después tenían que tratar de verificar si lo que se decía era real o no. Pero nosotros hicimos todas las cosas bien y lo más transparente posible”, subrayó.

Cabe destacar que la huella epidemiológica se cerró en el propio núcleo familiar, es decir, no se expandió más allá de los padres y su bebé. Al día siguiente de que el municipio informara el primer caso, 9 de cada 10 contactos estrechos de Rodríguez dieron negativo, entre ellos su otra hija de 7 años.

Click para escuchar la entrevista completa