Alrededor de las 19 horas del martes, un vecino de Pirovano que circulaba por la Ruta Provincial N° 65 convocó a los servicios de emergencia tras perder mercadería, que trasladaba en un carro enganchado a una camioneta.

Al llegar al lugar, ubicado a un kilómetro de la rotonda que une la ruta 65 con la 226, los agentes dieron cuenta que se trataba de cajas de vino, y que el líquido junto con botellas rotas y algunas cajas, quedó desperdigado entre el asfalto y la banquina.

Se hicieron presentes en el lugar trabajadores de la Dirección de Protección Ciudadana, de la Agencia de Seguridad Vial y de la Policía.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin