Desde hace una década, cada 24 de noviembre se celebra Día del Vino Argentino en recuerdo de la fecha en la que fue declarado como bebida nacional, en 2010, con el objetivo de reivindicar la industria vitivinícola nacional y potenciar su significado como un sello emblemático del país.

Esta bebida que tiene casi asistencia perfecta en el asado del domingo, en una cita o en alguna celebración especial, se desarrolla en más de 900 bodegas distribuidas en 15 provincias. Pero la relación entre el argentino y el vino no sólo recae en la producción. Es que según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, nuestro país ocupa el lugar número siete a nivel mundial de consumo per cápita de vino, con 22 litros de vino anuales por habitante.

Además, el consumo entre hombres y mujeres de esta típica bebida nacional se emparejó en los últimos años. De acuerdo a un estudio realizado por la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) en 2019, la mujer está comenzando a igualar el consumo masculino de vino, con más de un 60% de mujeres que lo eligen, mientras que en los hombres, el porcentaje es del 73%.

Las cinco variedades más destacadas del vino argentino

  • Malbec: Su principal productora es la provincia de Mendoza con el 84,6% de producción, seguida por San Juan con 6,4%.
  • Cabernet Franc: Su principal productora es la provincia de Mendoza con el 74% de producción.
  • Pinot Noir: Su principal productora es la provincia de Mendoza con el 73% de producción.
  • Cabernet Sauvignon: : Su principal productora es la provincia de Mendoza con el 76,3% de producción, seguida por San Juan con 10%.
  • Chardonnay: Su principal productora es la provincia de Mendoza con el 83% de producción.
Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin