El conjunto dirigido por Julio Zorrilla perdió 4 a 3 ante Club Ciudad pero se consagró campeón de la Liga de Bolívar ya que en el partido de ida había convertido tres tantos y el resultado global lo favoreció 6 a 4. El encuentro tuvo lugar en el estadio Eva Perón y fue dirigido por Alfredo Espíndola.

Félix Orode en cuatro oportunidades marcó para el Club Ciudad mientras que Lucero, Díaz y Berdesegar convirtieron para Empleados. Sobre el final del primer tiempo, tras una pelea entre jugadores de ambos equipos, Quiroga y Villar fueron expulsados en el local y Suárez vio la roja en el albirrojo.

Ciudad abrió el marcador a los 5 minutos del primer tiempo: de un tiro libre, Orode consiguió un rebote y convirtió el primer gol. El delantero volvió a marcar 5 minutos después y puso al local 2 a 0.

A los 32 Lucero achicó la diferencia, lo puso 2 a 1 y Empleados pareció despertarse de la derrota parcial con llegadas al arco más claras. Sobre el final del primer tiempo un remate del mismo Lucero terminó en el palo y en una jugada en la que el jugador de Empleados terminó en el piso, se originó una pelea entre futbolistas de ambos equipos.

Espíndola, luego hablar con el árbitro de línea, expulsó a Suárez del lado de Empleados y a Quiroga y Villar de Ciudad, en tanto que otros tres jugadores resultaron amonestados tras los agarrones que tuvieron de cara a la hinchada del visitante.

Para el inicio del segundo tiempo Diego Cuello, DT de Ciudad, decidió que el único suplente del equipo, el arquero Ramiro Biscardi, ingresara como central en lugar de Emilio Miramón que salió lesionado y a los 4 minutos del complemento Orode que seguía complicando a la defensa de Empleados, gritó el tercero para ´los celestes´.

A los 14 ´Nacho´ Díaz puso el marcador 3 a 2, antes Elio Cuello remató al arco y nuevamente el palo rechazó el gol de Empleados. El cuarto gol de Ciudad llegó 5 minutos más tarde, con un Orode afianzado en el área rival. Luego Ferreyra tuvo el quinto pero esta vez el travesaño le negó a los locales estirar la ventaja y soñar con el campeonato.

Empleados insistió en aumentar el marcador aunque con el resultado parcial se consagraba campeón. Primero el travesaño le impidió el festejo y a los 43 el arquero de ciudad, Álvarez, se quedó con un remate mano a mano de Berdesegar, quien tuvo revancha sobre el final y convirtió el tercero para Empleados en el descuento.

Una vez que Espíndola dio el pitazo final, Empleados fue todo festejo con su hinchada, recibió la copa de campeón y cerró una tarde que se presentó complicada pero terminó con final feliz para los albirrojos.

Con este título Empleados se consagró bicampeón ya que también había logrado coronarse en el Torneo Preparación en abril de este año, luego de vencer a Ciudad por 5 a 4 en los penales.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin