El gobierno de la provincia de Buenos Aires prepara un dispositivo de rastreo de contactos estrechos con base en 14 municipios del interior, donde los casos de coronavirus vienen en aumento.

Según consignó la agencia DIB, el gobierno instalará doce centros en Tandil, Saavedra, Trenque Lauquen, Pehuajó, Junín, Pergamino, San Antonio de Areco, Partido de La Costa, Olavarría, Saladillo, Chivilcoy y Chascomús. Por su parte, ya hay otros dos funcionando en Bahía Blanca y Mar del Plata, las ciudades más complicadas del interior.

El objetivo de estos centros, amplió la agencia, es “investigar la cadena de contactos estrechos de aquellas personas con sospecha de coronavirus que se encuentran a la espera del resultado del hisopado” y así disminuir la circulación del virus.

Te puede interesar: «Alvear y 25 de Mayo comenzaron a enviar muestras a Bolívar para analizarlas en el LABBO»

Dicho sistema, que funcionará bajo la órbita de la Jefatura de Gabinete de Ministros a cargo de Carlos Bianco, parte de los casos sospechosos y busca a sus contactos estrechos, a quienes se llama por teléfono para consultar si tienen síntomas y a su vez pedirles sus contactos estrechos de las últimas 72 horas.

Una vez hecho esto, se les pide que se aíslen. Si su contacto estrecho finalmente da positivo, se lo trata como caso sospechoso y se le solicita que guarde aislamiento 14 días. Si da negativo, se le informa y se interrumpe el seguimiento.

De esta forma, se busca cortar con la cadena de contagios y desacelerar la velocidad de los mismos.