Del viernes 3 al martes 7 de abril, los bancos abrirán al público únicamente para el cobro de jubilados y beneficiarios de asignaciones.

Las sucursales contarán con personal mínimo, por lo que se solicita tener paciencia ya que, además de ser pocas, las personas que irán a trabajar lo harán por propia voluntad.

Con esta reapertura exclusiva, se intentan evitar situaciones como las de la semana pasada, cuando muchas personas hicieron cola en los cajeros tras la reanudación del clearing bancario y el cobro del bono extraordinario de 3 mil pesos.

Quienes integren las filas para el ingreso al banco deberán respetar las distancias de seguridad previstas por las recomendaciones sanitarias.

Durante la jornada se espera que el Banco Central brinde más detalles respecto a cómo será el funcionamiento de las sucursales durante los próximos días de cuarentena. Así también, qué pasará con los vencimientos de financiaciones en pagos de tarjeta de crédito y préstamos personales e hipotecarios.