En la mañana de este martes, autoridades de la Sociedad Rural de 9 de Julio advirtieron que durante la madrugada, autores ignorados se apoderaron de dos tranqueras de caño que se encontraban en el ingreso a la balanza que la entidad posee en Ruta 65 y Urquiza.

De acuerdo a lo que pudo saberse, el costo de las mismas asciende a una suma superior a los 150 mil pesos. Además, la sustracción demandó un buen tiempo de trabajo y una logística importante para el traslado.

Fuente: La Trocha Digital