Después de un fin de semana con partidos a puertas cerradas por prevención frente a la pandemia del coronavirus, los jugadores se expresaron a través de su gremio y el fútbol argentino quedará suspendido

Se generó una disputa en los últimos días en torno a una posible continuidad, con varios intereses cruzados y el miedo de los jugadores a contagiarse. Finalmente, intervino el Estado a través de Matías Lammens, Ministro de Turismo y Deporte de la Nación. 

Sergio Marchi, Secretario General de Futbolistas Argentinos Agremiados, declaró en TyC Sports que la suspensión es un hecho, que la decisión es definitiva y que el Estado será quien la comunique.

River había tomado la decisión unilateralmente el pasado viernes y no jugó el partido por la Copa de la Superliga, sabiendo que podía ser sancionado. La tratativa de la sanción se ha postergado por las urgencias, pero no sería tan dura teniendo en cuenta que el conjunto de Núñez actuó preventivamente apenas unos días atrás que el resto.