El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires aclaró que la decisión de otorgar beneficios procesales a internos de los penales bonaerenses no depende de él sino de los jueces. “Por suerte para los presos [su libertad] no depende de mi opinión, porque si fuese por mí no sale ninguno”, dijo.

“Es una situación muy excepcional, donde mi visión no tiene mucha injerencia porque las cárceles dependen administrativamente del Ministerio de Justicia y la libertad de cada uno de los presos depende de los jueces”, sostuvo en una entrevista en el canal América.

Por este motivo, señaló: “Por suerte para los presos [su libertad] no depende de mi opinión, porque si fuese por mí no sale ninguno”.

Asimismo, el ministro recordó que frente a esta situación excepcional, en la que muchos internos que están dentro de los grupos de riesgo reclaman beneficios procesales debido a la sobrepoblación que existe en los pabellones, “hay que remitirse a lo que dicen los dueños de cada uno de los presos, que son los jueces”

“Hoy las cárceles son un lugar complicado no solamente por la sobrepoblación que tienen sino por todas las expectativas que se van generando”, concluyó el ministro de la provincia.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin