Franco Canepare, en una charla sobre perspectiva género: “El compromiso con la igualdad no es una ideología”

Franco Canepare, en una charla sobre perspectiva género: “El compromiso con la igualdad no es una ideología”

El juez de Faltas municipal, Franco Canepare, en calidad de integrante de la Federación Bonaerense de Bomberos, encabezó una actividad sobre género y diversidad en el cuartel bolivarense. “El compromiso con la igualdad y la inclusión no es una moda“, dijo en sus redes sociales.

Canepare sostuvo que “el compromiso con la igualdad y la inclusión no es una moda, una ideología o una cuestión partidaria, sino una obligación de respeto por la dignidad humana“, en el marco del Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La intervención del letrado se dio en el cuartel de Bomberos Voluntarios de Bolívar frente a integrantes del cuerpo activo y miembros de la Comisión Directiva. Como representante de la federación bonaerense, llevó adelante el cronograma de actividades del Departamento de Género y abordó “conceptualmente y desde la normativa vigente, la adopción de la perspectiva de género en cada uno de nuestros ámbitos de actuación“, señaló.

“Estamos dando internamente nuestro propio intercambio de ideas, con un diálogo abierto que nos permita mejorar, crecer y alcanzar una plena integración de todos los géneros“, sostuvo.

No es la primera vez que Canepare participa de debates vinculados a la temática de género, derechos de las mujeres y diversidades. En el año 2020, cuando el Congreso de la Nación definía la legalización del aborto, se manifestó en contra del proyecto de ley, consideró que el tema debía ser sometido a una consulta popular y que legalizarlo “no es salud pública”.

Se cumplen diez años del fallo FAL, que allanó el camino para alcanzar la legalización del aborto

Se cumplen diez años del fallo FAL, que allanó el camino para alcanzar la legalización del aborto

El fallo F.A.L. fue una ”contribución decisiva” en las luchas para conquistar la Ley de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) porque ”le habla al Estado sobre políticas públicas”, a los médicos acerca de sus obligaciones legales y a la ciudadanía de sus derechos, aseguraron especialistas en el décimo aniversario de la histórica sentencia de la Corte Suprema de Justicia.

Sobre qué fue ese fallo, cuáles fueron los cambios que abrió y por qué logró un impulso excepcional en la lucha por el derecho al aborto legal en la Argentina, conversaron con Télam las abogadas Soledad Deza y Natalia Gherardi, y la socióloga Dora Barrancos.

”Fue un antecedente notable. Hizo una contribución decisiva en el ascenso de nuestras luchas por la conquista del aborto y abrió mucho más la perspectiva”, aseguró Barrancos, socióloga feminista y asesora presidencial ad honorem desde el 2020.

Desde su lugar de activista histórica, señaló que la contribución ”fundamental” del fallo ”fue la inyección de ánimo y de expectativa positiva”. ”Creo que se trata de un antecedente de gran vigor y de peculiar potencia para insuflar fuerza, ánimo y convicción de que estábamos más cerca de la conquista de esta gran ley”, agregó.

El caso

A.G son las siglas que se utilizaron para resguardar la identidad de la joven que quiso acceder a un aborto luego de haber quedado embarazada en 2010, con 15 años, producto de violaciones que sufría desde los 11 por parte de su padrastro, Orlando Nahuelmir, un oficial de la policía de Chubut.

En ese momento, su madre solicitó un aborto en el hospital de Comodoro Rivadavia, pero las autoridades de la institución decidieron recurrir a la Justicia.

Ante esta situación, la mujer, junto a la abogada Sandra Grilli, fallecida en septiembre del año pasado, llevó adelante un extenuante recorrido judicial que culminó con el histórico fallo.

En un primer momento, el reclamo de la familia fue rechazado en primera y segunda instancia por la justicia chubutense hasta que el Tribunal Superior provincial enmarcó el caso como uno de los supuestos de aborto no punible del artículo 86 del Código Penal, y de esta manera la joven pudo realizarse el aborto.

Desde 1921, el Código establecía en este artículo que los abortos no eran penalizados en los casos en los que ”existe un peligro para la vida o la salud de la madre o si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente”. Sin embargo, un funcionario judicial de la provincia recurrió la sentencia para que no sentara precedentes en el país.

Finalmente, llegó a la Corte Suprema de Justicia, la cual por unanimidad confirmó la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Chubut, con el voto conjunto de los entonces presidente Ricardo Lorenzetti, vicepresidenta Elena Highton de Nolasco y los jueces Carlos Fayt, Juan Carlos Maqueda y Eugenio Zaffaroni, sumado a los votos individuales de la jueza Carmen Argibay y el juez Enrique Petracchi.

Así, el 13 de marzo del 2012 la Corte emitió el fallo ”A.F. s/medida autosatisfactiva”, más conocido como ”Fallo F.A.L.”, un hito en la lucha por los derechos de las personas gestantes al determinar que cualquier aborto de un embarazo producto de una violación no es punible, sin importar la salud mental de quien lo practique.

El aborto como un derecho

”Esa situación de tanta incertidumbre tenía un impacto tanto en las mujeres que no sabían qué derechos tenían y cómo hacerlos valer, como en los equipos de salud que no tenían certeza sobre qué obligaciones tenían y cómo podían cumplirlas”, explicó la abogada Natalia Gherardi, directora ejecutiva del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) e integrante del grupo coordinador de la Red de Acceso al Aborto Seguro de Argentina (Redaas).

Al establecer que los abortos de embarazos productos de una violación, sin importar la salud mental de quien lo practique, no son penalizados, el fallo resolvió esta discusión.

Sin embargo, la importancia de la decisión de la Corte no sólo residió en la despenalización del aborto en determinadas circunstancias, sino también en hablar del aborto como un derecho.

”La importancia del fallo F.A.L. es sobre todo social porque permitió volver a poner en la agenda de la política sanitaria al aborto como un derecho”, expresó Soledad Deza, egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT).

Ni una Menos Bolívar realizó su vigilia por el aborto legal, que finalmente se aprobó en Diputados

Ni una Menos Bolívar realizó su vigilia por el aborto legal, que finalmente se aprobó en Diputados

El colectivo Ni Una Menos Bolívar realizó una vigilia frente al Cine Avenida, desde donde se transmitió en vivo la sesión en la Cámara de Diputados de la Nación en torno al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que finalmente obtuvo media sanción con 131 votos a favor.

Bajo la consigna “Es hoy, es urgente, es historia”, el colectivo feminista inició una vigilia a las 21:30 horas con intervenciones en el centro de la ciudad en favor de la legalización del aborto hasta la semana 14 de gestación, cuyo proyecto de ley deberá definirse en el Senado nacional.

Al respecto, la integrante del colectivo, Micaela Giménez, describió a PRESENTE la importancia que tuvo para el colectivo la aprobación por parte de Diputados de este proyecto de ley.

Lucía Sarnari y Micaela Giménez, integrantes de Ni Una Menos Bolívar

Este proyecto es muy importante para las mujeres y otras personas gestantes, no debería estar debatiéndose ni luchando sino que debería estar vigente hace mucho tiempo”, expresó la joven. 

“Lamentablemente no se aprobó en 2018 pero esperamos que este año, si. Es importante porque las pibas se mueren en la clandestinidad, no es aborto si o aborto no, es aborto legal o clandestino”, manifestó. 

Por último, destacó: “Es cuestión de legalizarlo porque las personas que tienen la capacidad de gestar siguen abortando, hay que legalizarlo para que haya mejores condiciones y menos personas mueran, porque más allá de estar invisibilizadas son muchas”.

El aborto y la mirada de una concejal: “Siento el deber de tomar postura porque involucra a la salud pública”

El aborto y la mirada de una concejal: “Siento el deber de tomar postura porque involucra a la salud pública”

A pocos días de que el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) comience a debatirse en la Cámara de Diputados de la Nación, la concejal del Frente de Todos – PJ, María Laura Rodríguez, brindó una mirada orientada a lo local en torno a esta problemática. “Siento el deber de tomar postura en un debate que involucra a la salud pública”, manifestó.

El debate por el aborto atraviesa a todas las generaciones, ciudades y provincias del país. Seguramente en Bolívar habrá mucha gente en vilo y a la espera de lo que voten las y los legisladores que integran ambas cámaras del Congreso de la Nación.

La primera partida se dará el próximo jueves en la de Diputados, donde el proyecto ya obtuvo media sanción en 2018 pero fue rechazado en el Senado. En las vísperas del primer debate, PRESENTE se contactó con María Laura Rodríguez, concejal bolivarense, para saber su opinión al respecto.

“Es momento de pensar la política pública y dejar de mirar para otro lado”

“Bolívar no es ajeno a lo que pasa a nivel nacional, donde confluyen posturas, ideologías y demás. Es un tema sensible”, reconoció la joven edil. En tanto, sostuvo que “se ha ido incrementando la participación ciudadana en las distintas convocatorias” en favor de que el aborto se realice en la legalidad.

Principalmente, consideró que el motor de esta postura es la juventud. “Es la que marca la agenda, la que pone el tema sobre la mesa, discute, informa y milita esa convicción”, indicó Rodríguez.

Por otro lado, dijo que en Bolívar la cifra de abortos clandestinos “es mayor a lo que se cree” y resaltó el trabajo que se desarrolla desde las consejerías de Salud Sexual y Reproductiva con que cuenta el municipio, donde se practica un modelo de salud “que concibe a las personas como sujetos de derechos”.

Te puede interesar: «Juez de Faltas: “La muletilla de que el aborto es un tema de salud pública es un argumento falso”»

En la misma línea, contó que “se trabaja en el territorio con una red de socorristas que existen desde el anonimato, que hasta tanto la situación se legalice, son profesionales que acompañan los procesos clandestinos con la mayor rigurosidad posible a fin de evitar complicaciones mayores”.

Por último, se refirió a cómo atraviesa esta discusión el propio oficialismo y reconoció que “no está saldada”, ya que el bloque “está compuesto por distintas generaciones con sus propias creencias, lo que enriquece pero también dificulta”.

Juez de Faltas: “La muletilla de que el aborto es un tema de salud pública es un argumento falso”

Juez de Faltas: “La muletilla de que el aborto es un tema de salud pública es un argumento falso”

El titular del Juzgado de Faltas Municipal, Franco Canepare, se posicionó en sus redes sociales en contra del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que comenzará a ser debatido este martes en el Congreso de la Nación.

Canepare publicó en su perfil de Facebook una foto con la consigna “La Mayoría Celeste”, bajo la cual el día sábado se movilizaron varias familias por las principales avenidas de la ciudad, y en el pie calificó de “inoportuna” la ley que busca aprobar una porción del Parlamento. Asimismo, dijo que “todo aborto irrumpe una vida” y que legalizarlo “no es salud pública”.

Más adelante, en los comentarios de su publicación, el letrado argumentó que el proyecto de ley “es inconstitucional y viola los tratados internacionales sobre derechos humanos que la Argentina ha incorporado a su ordenamiento interno”, y sostuvo que “no existe el derecho al aborto en nuestro derecho interno o externo”.

Por tal motivo, señaló que “la famosa muletilla de que el aborto es un tema de ‘salud pública’ es un argumento falso, un sofisma”.

#NoAlAbortoSiALaVida #LeyInoportuna #SalvemosLas2Vidas #todoabortointerrumpeunavida #SomosMayoriaCeleste #NoesSaludPublica #NoALaCulturaDeLaMuerte #NoHayDerechoHumanoAMatar

Publicado por Franco Canepare en Sábado, 28 de noviembre de 2020

Además puntualizó en que el proyecto legaliza el aborto hasta la semana 14 de gestación y lo prohíbe a partir de la 15. “De repente se transformó en persona, merece la protección del Estado y goza de todos los derechos que tiene cualquier ser humano. No puede ser persona a la semana 15 y antes no serlo”, indicó el abogado.

En tanto, consideró que el debate por legalizar o no el aborto “excede la capacidad de representación de nuestros legisladores y sería apropiado que el mismo fuera sometido a consulta popular”.