AFIP interdictó más de dos mil toneladas de maíz en Bolívar

AFIP interdictó más de dos mil toneladas de maíz en Bolívar

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a través de la Dirección General Impositiva (DGI), desarticuló maniobras fraudulentas con la comercialización de granos con 2656 toneladas de maíz, avena y cebada, equivalentes a la carga de 89 camiones.

Los agentes del organismo conducido por Carlos Castagneto interdictaron la mercadería tras detectar irregularidades en una aceitera y dos plantas destinadas a la fabricación de alimento balanceado, ubicadas en Bolívar y en La Pampa.

El operativo que se llevó adelante en Bolívar, fue en una aceitera y una planta de acopio de alimento balanceado. Allí el personal de la AFIP interdictó 2500 toneladas de maíz, equivalentes a la carga de 84 camiones, luego de realizar tareas de cubicaje y cotejo documental y registral que comprobaron que el stock declarado era inferior al que figuraba en el Libro de Movimiento de Cereal.

El otro de los procedimientos fue realizado en una fábrica de alimento balanceado ubicada en la localidad de General Manuel Campos, provincia de La Pampa, tras detectar irregularidades en la adquisición de esa materia prima por parte del operador.

La cifra del total incautado equivale a la carga de cinco camiones, con un valor de mercado estimado en 10,8 millones de pesos. Los inspectores de la DGI comprobaron durante un operativo presencial que la firma dedicada a la fabricación de alimentos para animales carecía del respaldo documental que avalara el ingreso de los granos a la planta.

Las tareas de fiscalización y control consistieron en la verificación de las existencias y el cotejo documental y registral. La materia prima secuestrada está compuesta por 2651 toneladas de maíz, 4 toneladas de cebada y 1 tonelada de avena.

El trabajo conjunto entre las distintas áreas especializadas en comercialización agropecuaria de la AFIP permitieron desarticular a lo largo del año maniobras fraudulentas que involucraron más de 53.000 toneladas de granos de diversos cultivos, principalmente soja y maíz.

Fotos: AFIP

AFIP incautó 3 mil toneladas de granos en Lezama

AFIP incautó 3 mil toneladas de granos en Lezama

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a través de la Dirección General Impositiva (DGI) y conjuntamente con personal de la policía bonaerense, incautó 3.000 toneladas de granos de maíz por falta de respaldo documental.

Los granos se encontraban almacenados en silobolsas dentro de un feedlot en la localidad de Lezama, provincia de Buenos Aires, y sumaron un total de 2.996 toneladas. 

Los mismos poseen un valor de mercado que ronda los $94 millones considerando los precios orientativos según cotización del día de la fecha de la Bolsa de Cereales de Rosario.

La cantidad de granos equivalen a la carga de 100 camiones tomando en consideración una carga de 30 toneladas por camión, es decir, un total de más de 2 kilómetros colocando uno tras otro.

En lo que va del presente mes los operativos realizados por AFIP en las zonas aledañas determinaron la comprobación de deficiencias en la facturación y registración de la existencia de granos por casi 10 mil toneladas, las cuales representan operaciones por más de $350 millones, con el consiguiente perjuicio para las arcas del Estado.

Fuente: Todo Provincial

SEGUÍ LEYENDO

Roque Pérez: incautaron más de 7.000 toneladas de granos sin declarar en un operativo de fiscalización

AFIP detectó 2.700 hectáreas cultivadas sin declarar en campos de Pergamino

La AFIP fiscaliza a empresas con irregularidades que presentaron cautelares para importar

La AFIP fiscaliza a empresas con irregularidades que presentaron cautelares para importar

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) continuó con la fiscalización a empresas que recurrieron a medidas cautelares para importar mercaderías y que presentan diversos tipos de irregularidades.

Los operativos, realizados por la AFIP en un trabajo conjunto entre la Dirección General de Aduanas, la Dirección General Impositiva (DGI) y la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social, contemplaron 124 firmas que utilizaron la vía judicial para realizar importaciones.

Entre los criterios que tomó la AFIP, se investigó a las empresas que poseen una “insuficiente capacidad económica-financiera, inconsistencias en sus presentaciones de IVA y Ganancias, diferencias entre los montos de divisas girados al exterior y las importaciones realizadas” así como también “desvíos en la debida registración de los trabajadores”, según indicó el organismo tributario en un comunicado.

En los operativos se relevó de forma presencial a la mercadería, la documentación y el personal.

Asimismo, se realizaron requerimientos de información y documentación relativa a la operación comercial, las transferencias de titularidad realizadas, el detalle de giros de divisas y el destino de la mercadería, así como también la demostración de la capacidad económica y la trazabilidad de su facturación en el mercado interno.

De las 124 firmas, 70 fueron relevadas por la DGI mientras que otras 30, pertenecientes a los rubros neumático, textil, juguetería y valija, fueron inspeccionadas por la Aduana, la cual secuestró documentación y realizó intimaciones.

En tanto, otras 24 sociedades fueron investigadas por Recursos de la Seguridad Social, que relevó que un 38% de sus trabajadores presentaban incumplimientos de algún tipo.

Las empresas con irregularidades recibieron distintos tipos de sanciones incluyendo “apercibimientos, suspensión o la eliminación por completo del registro de importadores y exportadores” hasta la “denuncia penal por evasión, lavado de activos e infracciones al régimen penal cambiario”.

Actualmente 722 empresas se encuentran “en observación” por haber realizado “más de 13.000 operaciones” de subfacturación de exportaciones y sobrefacturación de importaciones, con una pérdida al erario público de “casi US$ 100.000 millones”, según señaló la AFIP.

La sobre y subfacturación en el comercio exterior implica que las empresas se hagan de más dólares para realizar sus operaciones de los que les hubieran correspondido.

Los operativos de fiscalización se realizan en el marco del refuerzo de las medidas de control sobre el comercio exterior, tarea enfatizada por el ministro de Economía, Sergio Massa, al asumir la cartera y presentar los lineamientos de su gestión la semana pasada.

Massa advirtió que se van a realizar “las denuncias ante la justicia argentina de aquellos que no se presenten a aclarar o rectificar, pero también se hará la denuncia ante la unidad de lavado de dinero de los Estados Unidos, ya que se usaron bancos de ese país y por lo tanto la sede del domicilio financiero determina jurisdicción».

Asimismo, anunció la puesta en marcha de un sistema de trazabilidad del comercio exterior para un mejor control y transparencia sobre el uso de las divisas. (Télam)

Carlos Castagneto: “La AFIP tiene que estar al servicio de la población”

Carlos Castagneto: “La AFIP tiene que estar al servicio de la población”

El nuevo titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Carlos Castagneto, habló este lunes a la salida de Casa Rosada, luego de la jura de la economista Mercedes Marcó del Pont, y dejó en claro que, en medio del difícil momento actual, “es importante que saquemos entre todas y todos el país adelante”.

En diálogo con la prensa, el contador y exdirector nacional de Recursos de la Seguridad Social del organismo recaudador manifestó que tiene “una muy buena relación” con Sergio Massa, futuro ministro de Economía, Producción y Agricultura, con quien dijo que “tenemos que trabajar juntos, igual que con el presidente del BCRA”, Miguel Pesce.

“Es importante que saquemos entre todas y todos el país adelante en un momento difícil, no de la Argentina sino del mundo”, afirmó Castagneto, a la salida de la jura de Marcó del Pont como nueva secretaria de Asuntos Estratégicos.

Ante la consulta de Ámbito, Castagneto consideró que su mayor desafío es “tener una presencia y también un servicio al contribuyente. A veces le cuesta mucho a un organismo como la AFIP ser amigable”.

Asimismo, señaló que la AFIP cuenta con una faceta controladora que “no se puede perder” pero consideró que a ello se le debe mejorar el servicio al contribuyente “para facilitarle las tareas” a los ciudadanos.

Una de las habituales quejas de los contribuyentes tiene que ver con las dificultades para realizar trámites en la AFIP. Castagneto lo tiene claro. “Creo que hay que facilitarlos mucho más. Y hacer un desarrollo territorial. A pesar de que se hicieron muchos sistemas con la pandemia, hay que recorrer muchos kilómetros para hacer un trámite y la AFIP tiene que estar al servicio de la población”, afirmó.

Por otro lado, consideró que “Argentina está recuperando mucho el empleo registrado” lo cual influye positivamente en la capacidad recaudadora del Estado, por lo que señaló que es necesario continuar por esa senda: “En la recaudación influye el crecimiento del empleo”. Pero insistió en no perder de vista “el control aduanero, donde se están tomando medidas como la carta de porte”.

“Lo que no vamos a perdonar es el trabajo ilegal, la trata laboral, como lo venimos trabajando. Porque me parece que, en el siglo XXI, no puede existir más la trata laboral en la Argentina”, agregó.

“Como dijo el Presidente recién, empieza una nueva etapa en el Gobierno con el presidente del Banco Central, tenemos que trabajar de forma mancomunada. Lo importante es tratar de cumplir con la ley, ser justos y equitativos: que paguen los que tengan que pagar y no cobrarles a los que no corresponda”, concluyó. (Ámbito)

AFIP detectó 2.700 hectáreas cultivadas sin declarar en campos de Pergamino

AFIP detectó 2.700 hectáreas cultivadas sin declarar en campos de Pergamino

ras haber anunciado un plan de fiscalización al campo desde las alturas, la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, anunció que, gracias al procesamiento de imágenes satelitales, el Estado detectó 2700 hectáreas cultivadas no declaradas en Pergamino, provincia de Buenos Aires. “Encontramos irregularidades de distintas índoles, como áreas no declaradas o declaradas por menos de lo cargado en sistema”, anticipó.

Si bien la funcionaria destacó que lo detectado representa solo el 5% del área sembrada, la AFIP ya busca expandir esta modalidad de control. “Ahora lo vamos a extender a otras cinco localidades. Creemos que va a ser un instrumento y una herramienta que va a dar mucho músculo a la AFIP para poder conocer y abordar cualquier problemática de evasión”, precisó, en diálogo con Radio 10.

“No es un desdoblamiento”

Ayer, en medio de una escasez dólares en las reservas; de una corrida cambiaria y tras las duras críticas del presidente Alberto Fernández al sector agropecuario, el Banco Central (BCRA) aprobó un nuevo instrumento que busca incentivar a los productores a que vendan su cosecha de soja. “Esto no es un desdoblamiento ni un tipo de cambio especial”, dijo Marcó del Pont, al evaluar el nuevo régimen anunciado por el Gobierno.

Al ser consultada, rechazó la viabilidad exigir a productores a liquidar su cosecha. “Los productores pueden decir que no necesitan [liquidar] ahora porque sus labores de siembra comienzan en septiembre, entonces lo que decimos es que es de interés para el Estado nacional, el Banco Central y el productor no tener que vender todos los días porque damos un instrumento para que sus tenencias sigan ajustándose por el dólar”, deslizó, y agregó: “Hay que esperar”.

Además, la titular de la AFIP apuntó contra quienes señalan que hay problemas en materia de importaciones. “Advierto que esa realidad que se pinta que está faltando todo se da de patadas con la economía que ha vuelto a crecer en torno al 6% en los primeros seis meses del año”, disparó.

El régimen especial anunciado ayer por el Banco Central estará disponible hasta el 31 de agosto próximo.

Del 100% del valor de venta de los granos, un 30% podrá ser convertido al “dólar solidario” (valuado en 226 pesos), mientras que el otro 70% podrá depositarse con una cobertura frente a la devaluación. Cerca el BCRA, negaron que fuera un desdoblamiento del tipo de cambio o un “dólar soja”, ya que todo se sigue liquidando en el dólar oficial. Lo que permitiría el nuevo mecanismo oficial es otorgar un acceso diferenciado a un tipo de cambio más elevado para parte de la venta. “Por la soja que venden siguen obteniendo los mismos pesos que ayer. Eso no cambia”, explicaron fuentes oficiales.

A modo de ejemplo, según explicaron fuentes oficiales, en una venta de 1 millón de pesos de granos de soja, podrían adquirir algo más de 1300 dólares y además hacer un depósito retribuido por dólar oficial por 700.000 pesos. (La Nación)