Se implementará verificación técnica de equipos pulverizadores terrestres

Se implementará verificación técnica de equipos pulverizadores terrestres

El ministro de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires, Javier Rodríguez, anunció que a partir de 2023 se implementará la verificación técnica de equipos pulverizadores terrestres en todo el territorio bonaerense.

La medida tiene como objetivo avanzar hacia un mayor control sobre la aplicación de agroquímicos y una producción sustentable, enfocada en el cuidado del medio ambiente.

Rodríguez participó de una jornada demostrativa con representantes del sector, técnicos y especialistas para detallar los alcances de la medida.

“Buscamos cuidar la salud de los bonaerenses, preservar nuestros suelos y minimizar el impacto ambiental. Por eso, y tras la recomendación del Observatorio Técnico de Agroquímicos (OTA) del Ministerio de Desarrollo Agrario, es que decidimos avanzar con esta normativa para garantizar la correcta aplicación de agroquímicos”, señaló el ministro.

“El mantenimiento y el buen funcionamiento de las maquinarias de pulverización es fundamental para realizar aplicaciones eficientes y sostener una producción sustentable en el tiempo. Desde el Estado provincial venimos trabajando de forma articulada con los distintos municipios, instituciones del sistema científico-tecnológico y el sector privado. Nuestro objetivo es seguir impulsando las buenas prácticas agropecuarias en toda la provincia”, agregó.

El ministerio de Desarrollo Agrario, a través de la Dirección de Fiscalización Vegetal, lleva a cabo diferentes acciones. Estas incluyen la fiscalización, inscripción y habilitación de empresas vinculadas tanto a la venta como a la aplicación de agroquímicos, la realización de jornadas de capacitación y profesionalización de operarios de aplicación, la promoción del uso responsable de la receta agronómica, la gestión de envases vacíos de agroquímicos, y la capacitación del comando de patrulla rural (CPR). Desde 2020 a la fecha, un total de 5.234 personas asistieron a los cursos .

Siguiendo esa línea, y ante la inexistencia de normativas a nivel provincial en torno a la verificación de los equipos de aplicación terrestres, fue que el MDA creó un comité técnico de especialistas. El mismo desarrollará un protocolo de evaluación de las maquinarias según las normas de buenas prácticas agrícolas de pulverización.

La normativa que implementará la verificación en 2023 incluye a empresas que brindan el servicio de aplicación y/o productor/es con maquinaria propia. La inspección deberá realizarse cada dos años para equipos que tengan menos de 2 años de funcionamiento desde la fecha de compra. Para los que excedan esta antigüedad, deberán verificarse año a año.

Por otra parte, se creará el Registro de Verificadores Técnicos y su equipo dentro de la órbita de la Dirección de Fiscalización Vegetal. Los resultados de las inspecciones técnicas se entregarán a los propietarios de los equipos con copias al Ministerio de Desarrollo Agrario y al comité técnico.

Además de los informes, cuando el equipo sea aprobado se entregará un distintivo autoadhesivo con validez según los años que corresponda. El mismo, deberá ser colocado en un lugar visible del equipo. 

El Colectivo Tierra Viva volvió a reclamar la reglamentación de la ordenanza que regula el uso de agroquímicos

El Colectivo Tierra Viva volvió a reclamar la reglamentación de la ordenanza que regula el uso de agroquímicos

Este lunes integrantes del Colectivo Tierra Viva se manifestaron en el Centro Cívico para pedir por la reglamentación de la ordenanza que regula el uso de agroquímicos. Hace cinco años que tuvo la aprobación de parte del Concejo Deliberante pero resta que se reglamente para que sea efectiva.

El 5 de diciembre de 2017 se aprobó por unanimidad en el Concejo Deliberante la ordenanza 2459 sobre la regulación de agroquímicos y hasta el momento no se reglamentó. Dicha ordenanza contempla la distancia de protección y exclusión de aplicaciones de agroquímicos de manera terrestre y aérea.

“Hay una distancia de 1000 metros para las pulverizaciones terrestres y 2000 metros para lo que es aéreo. Esto último corresponde al Partido de Bolívar, las escuelas rurales, viviendas rurales habitadas y cursos de agua. Además, no se permite la circulación con agroquímicos en la zona urbana y periurbana”, dio a conocer Mónica González, referente del Colectivo Tierra Viva.

Para que la ordenanza sea implementada en la práctica debe ser reglamentada por el intendente ya que es atribución del poder ejecutivo municipal hacerlo. Según un volante que entregaron desde el Colectivo, “el municipio ha recibido pedidos de informes y advertencias respecto al cumplimiento de la ordenanza por parte del Ministerio Público de la Defensa de Azul y hace caso omiso de los mismos”.

En este marco, el Colectivo Tierra Viva se manifestó de una manera particular y este lunes “festejó” el quinto cumpleaños de la ordenanza. “La implementación traería aparejado que no hubiera residuos de agroquímicos en el agua. En los análisis que hicimos hace un par de meses encontramos siete en el agua de red”, expresó Juan Urrutia, integrante de la agrupación.

A su vez, la reglamentación de la ordenanza significaría que “no encontraríamos en este momento las hojas de los árboles del Centro Cívico deformadas por la reacción a los herbicidas hormonales que están en el aire. Así como afectan a las plantas también los estamos respirando”, puntualizó Urrutia.

Más adelante, Juan marcó que “las consecuencias del consumo de dosis bajas pero constantes de agroquímicos son difíciles de diagnosticar pero existen. La mayoría de los agroquímicos, dicen muchos médicos, son disruptores hormonales que reemplazan o cumplen un rol semejante al de las hormonas en el organismo. Son muchas las enfermedades que están aumentando en los últimos años. Si bien hay otros productos que las pueden ocasionar, es cierto que estamos expuestos a los agroquímicos que son causantes”.

Por su parte, Eladia Álvarez, también integrante del Colectivo, contó que hace tres meses mantuvieron una reunión con el municipio. Del encuentro resultó una promesa de generar una mesa de trabajo para comenzar a regular la ordenanza, aunque aún no volvieron a tratar el tema. “Es un pueblo donde se utilizan muchos agroquímicos y agrotóxicos y para algunos productores la transición hacia la agroecología puede costar. Se puede hacer y una vez que se va hacia ese camino, no se vuelve”, mencionó.

Por último Juan, como productor agropecuario, afirmó sobre la agroecología que “es un proceso que se puede hacer y hay que dejar de creer en la publicidad de las empresas y vendedores de agroquímicos. Siempre es mejor iniciar la transición en grupo, tener pares en los que apoyarse. El modelo agroecológico implica mucho menos riesgo económico a los productores”.