Tolerancia cero: ¿Cuánto tiempo permanece el alcohol en la sangre?

Tolerancia cero: ¿Cuánto tiempo permanece el alcohol en la sangre?

Los conductores estaban acostumbrados a saber cuándo y cuánto tomar para poder salir a manejar, pero a partir de la implementación de la norma que establece el alcohol cero en la provincia de Buenos Aires surgieron nuevas preguntas. ¿Cuánto tiempo permanece el alcohol en la sangre? ¿Es posible acelerar el proceso para llegar al 0 en el test de alcoholemia?

Carlos Damin, Jefe de Toxicología del Hospital Fernández y presidente de Fundartox, explicó a Página/12 que beber alcohol y esperar para poder conducir depende de muchos factores: la bebida que se haya ingerido, la cantidad que se haya tomado, la edad que se tenga o si se comió algún alimento junto con la bebida. “No es lo mismo tomar cerveza, que tomar vodka o tomar fernet, ya que las graduaciones alcohólicas de las bebidas influyen directamente en la concentración de alcohol en sangre que va a tener la persona”, aseguró.

El hígado degrada siempre la misma cantidad de alcohol por hora; alrededor de 0,12 gramos por litro de alcohol”, afirmó Damin. Esto significa que, por ejemplo, si la persona toma una copa de vino o un vaso de cerveza tardará una hora en eliminar el alcohol de su cuerpo. Como explicó el especialista, igualmente esto dependerá de la edad y el sexo: si es joven o mujer el alcohol tarda un poco más en ser eliminado.

El cálculo es estimativo, pero si se bebió dos cervezas se debe esperar dos horas, si se toman tres, serán tres horas, y así sucesivamente. Sobre si hay maneras para acelerar el proceso de eliminación Damin sostiene que “no hay nada que altere el tiempo de eliminación del alcohol a través del hígado”.

El experto agrega sobre el mito de tomar agua: “Siempre es buena para evitar tomar más alcohol, porque el alcohol produce sed y es diurético. Entonces la gente al saciar con agua la sed y no con alcohol, no entra en un círculo vicioso de ebriedad”. Con respecto a la comida, la concentración de alcohol es un poco menor si se ingieren alimentos, pero va a durar más tiempo la permanencia del alcohol en la sangre.

Incluso en los distritos donde se sigue aceptanto el límite de 0,5 para manejar, como en la ciudad de Buenos Aires, lo ideal es que a la hora de conducir el alcohol en sangre sea cero. Aunque los conductores no se den cuenta, su presencia les produce distintos síntomas, que pueden ser peligrosos en las calles. “Se altera la conciencia, produce disminución e inhibición de los reflejos y de la capacidad de interpretar un riesgo y de responder al peligro”, explicó Damin. Y añadió: “También genera la alteración en la valoración de los espacios, entonces la gente por ahí piensa que hay mayor espacio del que en realidad tiene”.

Este 1° de enero comenzó a regir en la provincia de Buenos Aires la ley que establece la tolerancia cero de alcohol en sangre para los conductores de vehículos. Contempla penas que incluyen multas, arresto, retención de la licencia e inhabilitación para conducir a quienes hayan incumplido la prohibición de manejar después de haber bebido alcohol.

Por este motivo el mensaje es el de alcohol cero al volante. En este sentido Damin concluyó: “Las personas tienen que estar con sus cinco sentidos absolutamente claros a la hora de conducir un vehículo”.

A partir de la nueva legislación, quienes conduzcan en la provincia de Buenos Aires con valores de hasta 499 miligramos recibirán tres meses de inhabilitación para manejar. Y quienes superen los 1500 miligramos no podrán conducir por el lapso de 18 meses.

La provincia de Buenos Aires se suma así a otras once provincias, que también implementaron el Alcohol cero al volante: Chaco, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Río Negro, Salta, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Tucumán.

Informe: Mercedes Chamli para Página/12

Alcohol cero al volante: el mensaje de Seguridad Vial en la previa de las fiestas

Alcohol cero al volante: el mensaje de Seguridad Vial en la previa de las fiestas

Luego de la aprobación de la ley de Alcohol Cero en la Legislatura bonaerense, la Agencia de Seguridad Vial Bolívar compartió un mensaje de concientización a fin de prevenir siniestros viales en las fiestas de Navidad.

“En esta Navidad ayudanos a cuidarte. Si vas a tomar, no manejes. No pongas en riesgo tu vida y la de los demás”, expresa una publicación del área a cargo de Luis Gauna.

Mientras tanto, la Provincia busca que la ley que establece la tolerancia cero de alcohol en sangre para los conductores de vehículos rija desde el 1° de enero de 2023 en la provincia de Buenos Aires. Es decir que, por el momento, la tolerancia es de 500 miligramos de alcohol en sangre.

La Legislatura de la provincia de Buenos Aires sancionó la semana pasada la iniciativa enviada por el Gobierno bonaerense que contempla penas que incluyen multas, arresto, retención de la licencia e inhabilitación para conducir a quienes hayan bebido alcohol.

De esa manera, se eliminará el grado permitido de 500 miligramos de alcohol por litro de sangre.

La nueva ley contempla a la vez la obligación de concurrir a cursos especiales de educación y capacitación para el correcto uso de la vía pública.

El alcohol está presente en uno de cada cuatro siniestros viales y es la primera causa de muerte de menores de 35 años.

Además, durante 2022 hubo 6162 infracciones por alcohol al volante en rutas, calles y caminos de la provincia de Buenos Aires, según se desprende del informe anual del Observatorio Vial de Seguridad Vial del Ministerio de Transporte bonaerense.

Cuáles son las multas por manejar alcoholizado

Desde ahora, quienes conduzcan con valores de hasta 499 miligramos recibirán tres meses de inhabilitación para manejar.

Si el grado de alcoholemia se encuentra entre 500 y 999 miligramos, la pena será de seis meses.

En tanto, estarán inhabilitadas por 18 meses las personas que circulen con tasas entre 1000 y 1500 miligramos de alcohol por litro de sangre.

Por último, quienes superen los 1500 miligramos no podrán conducir por el lapso de 18 meses.

Durante el primer año de vigencia de la ley, las personas que conduzcan con una tasa de hasta 499 miligramos por litro de sangre serán sancionadas únicamente con la asistencia y aprobación de cursos especiales de educación y capacitación para el correcto uso de la vía pública.

La provincia de Buenos Aires se suma así a Chaco, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Río Negro, Salta, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Tucumán con Alcohol Cero al volante.

Primeros controles bajo la Ley de Alcohol Cero: cómo fueron los registros

Primeros controles bajo la Ley de Alcohol Cero: cómo fueron los registros

La Legislatura Bonaerense aprobó a mediados de diciembre la Ley de Alcohol Cero al Volante que fue impulsada por organizaciones de la sociedad civil y también por el gobierno de Axel Kicillof. El fin de semana pasado fue el debut de esta normativa que bajó a cero la cantidad de alcohol en sangre permitida para manejar y desde el Ministerio de Transporte dieron a conocer los resultados.

La cartera que conduce Jorge D´Onofrio dispuso operativos de control en Bolívar, Maipú, Mar del Plata y Villa Gesell. Según informaron, de un total de 260 alcoholemias hechas durante el fin de semana, solo 2 estaban incumpliendo la Ley. Además, se labraron 14 infracciones y se retuvieron 4 licencias de conducir.

El propio ministro se había encargado de aclarar que durante el primer año de vigencia del Alcohol Cero «aquellos que den por debajo de 0,50 (gramos de alcohol por litro de sangre) no van a tener la multa». En estos doce meses, las personas que conduzcan con valores de hasta 499 miligramos solo deberán realizar un curso sobre el correcto uso de la vía pública.

A partir de finales de 2023, sin embargo, se aplicarán las sanciones previstas en la nueva legislación: retención de la licencia e inhabilitación para manejar, arresto, multas y obligación de concurrir a capacitaciones. La aplicación de las penalidades dependerá del grado de alcohol en sangre detectado en la persona infractora.

Quienes conduzcan con valores de hasta 499 miligramos recibirán tres meses de inhabilitación para manejar. Si el grado de alcoholemia se encuentra entre 500 y 999 miligramos, la pena será de 6 meses. En tanto, estarán inhabilitadas por 18 meses las personas que circulen con tasas entre 1000 y 1500 miligramos de alcohol por litro de sangre.

Fuente: Infocielo

Diputados aprobó y envió al Senado el proyecto de alcohol cero

Diputados aprobó y envió al Senado el proyecto de alcohol cero

La Cámara de Diputados aprobó y envió al Senado el proyecto de ley que reforma la Ley de Tránsito para reducir de 0,5 a 0 miligramos la cantidad de alcohol por litro de sangre que puede tolerarse para conducir, con 195 afirmativos, 19 en contra y cuatro abstenciones, estas dos últimas expresiones provenientes mayoritariamente de diputados de provincias con actividad vitivinícola.

En el inicio del tratamiento del proyecto, el presidente de la comisión de Transportes, Jorge Rizzotti (UCR), señaló: «Esta ley es producto del esfuerzo que hicieron quienes están en los balcones, la movilización y compromiso de muchas ONGs que hoy nos acompañan y que fueron quienes pusieron en el conocimiento de todos los diputados el objetivo de esta ley, que lejos está de ser una ley contra el consumo de alcohol. No tiene que ver con la prohibición de beber sino de no conducir cuando se ha consumido alcohol».

«Todos los abordajes terapéuticos y de control del uso de sustancias en usuarios y usuarias, que tienen perspectiva de derechos, coinciden en que el consumo de sustancia no es compatible con conducir vehículos», completó el miembro informante del proyecto.

Para el diputado jujeño, «la modificación de esta ley es un paso fuerte de extremo, un paso en un camino largo. Esta legislación intenta un cambio cultural, pretende luchar contra la violencia vial y configurar una práctica de conciencia y responsabilidad ciudadana. En términos andinos, ‘el buen vivir’: el tránsito de la vida con respeto por uno mismo, los otros y la madre tierra».

«Familiares y organizaciones expusieron sus trágicas historias de muerte evitables como resultado del manejo de conductores ebrios. Hay demasiadas familias que han perdido a sus seres queridos por automovilistas que conducen en estado de ebriedad», remarcó.

Por el Frente de Todos, Jimena López, vicepresidenta de la comisión de Transportes, destacó que «esta ley que tiene que ver con la siniestralidad producto del consumo, viene a reparar al menos un poco, la gran pérdida que sufrieron muchas familias«

«Esta ley viene a poner límite a la especulación de una copa o dos. El consumo tiene impacto y afecta las facultades», completó.

Desde su mismo bloque, Daniel Arroyo, también expresó su respaldo: «Entiendo que la cuestión de los siniestros viales va mucho más allá del problema del consumo de alcohol, que tiene otras dimensiones, pero acá estamos haciendo algo claro, diciendo alcohol cero al volante».

Foto archivo
Foto: archivo.

Por su parte, la diputada del PRO, María Luján Rey, enfatizó: “Hoy estamos regulando cómo se debe conducir en nuestro país, esta ley viene a igualar la responsabilidad a los conductores priorizando la seguridad. El bien que queremos resguardar no es más ni menos que el bien de la vida”.

Desde el interbloque Federal, el exministro de Transportes, Florencio Randazzo, precisó: “Cuando hablamos de seguridad vial estamos hablando de vida o muerte; y sobre todos en menores de 25 años la mayor causa de muerte no natural es la accidentología vial, por eso valga si tiene importancia o no debatir este tipo de cuestiones”.

En contra del proyecto, el diputado José Luis Espert, de Avanza Libertad, consideró: “legislar sobre alcohol cero por supuesto que es barato y gratis, pero creo que no pasa por esto el problema de los accidentes viales sino por una cuestión de educación vial, muchas más autovías en lugar de rutas comunes y de esa manera el estado y la responsabilidad política estarían resolviendo el problema de los ciudadanos.

“Conducir alcoholizado aumenta el riesgo de accidentes, pero no está demostrado que bajar de 0.5 a 0.0 tenga efectividad y justifique que se limiten aún más las libertades de los ciudadanos. El Estado no hace autopistas ni toma medidas con las cuales sí disminuirían las muertes”, agregó.

Otro que se expresó en contra fue Ricardo López Murphy, de Republicanos Unidos-Juntos por el Cambio, que dijo: «Creo que no fuimos donde esta la clave del problema: en las penalidades, en la gestión y en la educación vial. Esta legislación no pone los énfasis donde deberían estar y por esta razón no concuerdo con el proyecto de la mayoría».

Por el oficialismo, el santafesino Roberto Mirabella consideró que “este proyecto no es en contra de nadie, ni de los que fabrican autos ni de los que producen alcohol. Todo lo contrario, nosotros alentamos y apoyamos a los que trabajan, producen, invierten y generan valor. Este proyecto es a favor de la vida, este proyecto es para cuidarnos todos como especia humana. Es una acción a favor de la vida.”

En el cierre de los debates, el presidente del bloque PRO, Cristian Ritondo, argumentó su voto a favor: “Más de mil argentinos mueren por año producto de conductores alcoholizados, uno de cada cuatro accidentes viales está asociado a esta problemática. Hoy estamos haciendo de la media sanción una realidad pero falta avanzar como sociedad”.

Por último, Ramiro Gutiérrez, del Frente de Todos, destacó: “Esta es una ley que construye derechos para las víctimas basada en evidencia y que tiene una finalidad clara y directa, mejorar la seguridad vial en Argentina, por eso retiramos el alcohol del volante de los argentinos”.

La mendocina radical Jimena Latorre, dio las fundamentos de su voto en contra: “Estamos cambiando para que nada cambie. Y lo que es peor, hemos perdido la sensibilidad necesaria para mirar a los destinatarios de esas normas a la cara y decirles que la modificación que se propone no va a cambiar en nada la realidad, que es pura demagogia”.

“La modificación del dictamen de la mayoría es cambiar la tolerancia de alcohol en sangre permitida para conducir sin cambiar las sanciones para el que infrinja esa tolerancia: es prohibir sin posibilidad de castigar. Solo para eso alcanzó el acuerdo”, completó.

La actual Ley de Tránsito 24.449 establece, para cualquier tipo de vehículos, una tolerancia de hasta 500 miligramos (0,5 gramos) de alcohol por litro de sangre; para motocicletas o ciclomotores hasta 200 miligramos (0,2 gramos); y para transporte de pasajeros de menores de edad y de carga, alcohol cero.

La «tolerancia cero» con el alcohol ya se implementa en siete provincias y 13 localidades del país, donde se obtuvieron mejores resultados en términos de siniestros viales que con la normativa actual.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires resta que la Cámara de Diputados apruebe la iniciativa impulsada por el gobernador Axel Kicillof, que ya recibió media sanción del Senado provincial a fines de octubre.

Fuente: Télam

Diputados: el Gobierno defendió la ley de Alcohol Cero al conducir

Diputados: el Gobierno defendió la ley de Alcohol Cero al conducir

Diputados comenzó a debatir el proyecto de alcohol cero al volante con la participación de diferentes especialistas que brindaron su punto de vista ante la comisión de Transporte presidida por Jorge Rizzotti (UCR).

Este proyecto de ley que busca limitar a cero la cantidad de alcohol que se puede ingerir a la hora de conducir un vehículo en todo el territorio nacional. Cabe destacar que la legislación vigente permite manejar cualquier tipo de automotor con hasta 500 miligramos de alcohol por litro de sangre.

En el debate iniciado el martes en la comisión de Transporte expusieron el Director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano y representantes del colectivo “Madres del Dolor”.

Carignano afirmó que la seguridad vial comprende una “cuestión central de salud pública” y añadió que «nada mata más jóvenes en la Argentina que la inseguridad vial». En ese sentido argumentó que tanto en «datos nacionales e internacionales el alcohol está presente en al menos 1 de cada 4 siniestros viales que terminan con muertos”.

“Los principales afectados son los jóvenes entre 15 y 35 años, representan 4 de cada 10 muertos, estamos haciéndonos como país un daño irreparable, estamos perdiendo al grupo de jóvenes que tienen mucho para darnos por el alcohol al volante”, manifestó.

En cuanto a la legislación actual que permite la ingesta de alcohol en menor medida consideró que la afirmación “pequeñas cantidades de alcohol no hacen nada” resulta “algo viejo y ha quedado perimido.

La OMS dice que con la primera copa de alcohol ya empieza la afectación a nuestra capacidad y que con una graduación entre 0.1 y 0.5 es tres veces más alto el riesgo de provocar un siniestro vial que un conductor sobrio”.

Por último concluyó su presentación con que en provincias y países de la región donde existe esta ley “ha traído aparejado una reducción notable a la siniestralidad asociada al alcohol”.

Alcohol cero: el testimonio de Madres del Dolor

La asociación Madres del Dolor -organización creada por mujeres que perdieron a sus hijos debido a actos violentos- fue representada ante los diputados por Viviam Perrone quien también integra el Observatorio de Víctimas de la Cámara de Diputados.

Perrone agradeció “estos proyectos que elaboraron» y afirmó que «los necesitamos de manera urgente» ya que «hoy en Argentina se pierden entre 14 y 20 personas por día en hechos viales».

“Cuando hablamos de la ley de alcohol cero no estamos hablando de una ley seca no estamos diciendo que nadie puede tomar alcohol, lo que estamos diciendo es que toda persona que salga a cenar y le guste tomar una copa está perfecto, lo que no puede es salir después a conducir”, expresó.

En esa línea consideró que la ley no solo debe implementar el límite de ingesta de bebida alcohólica sino que además se «necesita educación vial y controles. No sirve de nada esta ley si no hay controles después. Se tiene que hacer carne en cada uno no conducir cuando se toma”.

“La primera causa de muerte en jóvenes en la Argentina no es la droga, no es el hambre ni la delincuencia, que son todos temas importantes, sino el motivo por el que pierden sus vidas es por hechos viales y son los más fáciles de evitar”, finalizó. (Info Cielo)