Aldana Lopardo se probó en River y cumplió el sueño de su vida

Aldana Lopardo se probó en River y cumplió el sueño de su vida

La bolivarense Aldana Lopardo es futbolista y el lunes 18 de julio cumplió uno de mayores anhelos: probarse como jugadora en River Plate, el club de sus amores.

Se enteró de la prueba de jugadoras a través de las redes sociales, se comunicó con la persona que se encarga de la prensa y comunicación en River Femenino para chequear si su categoría era incluida. Recibió la confirmación y un formulario que “entre muchas dudas llené y lo envié”. Luego obtuvo la respuesta que fue admitida y que debía llevar un apto físico.

El último lunes viajó a Buenos Aires para presentarse a las 13 horas en el predio de River, específicamente en las canchas que están detrás del Estadio Monumental, donde fueron las pruebas.

“Había más de 3000 inscriptas con lo que las posibilidades no eran tantas, una vez todas dentro del predio nos dividieron por categorías y luego por posiciones, en mi caso defensora. A partir de ahí hacían partidos reducidos de 6 vs. 6 o 7 vs. 7, con la mirada del cuerpo técnico, jugadoras de categorías mayores y reserva, e iban seleccionando chicas”, contó Aldana a PRESENTE.

Con esa modalidad de prueba fueron “filtrando” y les daban una pechera o llamaban a las jugadoras que debían seguir en los partidos. “Eran tiempos de 10/15 minutos, con lo cual era dejarlo todo en cada jugada o pelota que tenías la oportunidad de tocar”, puntualizó la bolivarense.

En mayores, la categoría en la que se presentó Aldana, se probaron aproximadamente mil jugadoras. En tanto, en las categorías menores se presentaron muchas más y eso hizo que la prueba se extienda por más tiempo.

“Llegué hasta una tercera y última instancia de ese día, con 24 chicas. De esa cantidad solo al día martes pasaron 15 para hacer otra prueba más específica en situaciones de juego a resolver y partido. Solo iban a seleccionar a 7/8 chicas para mayores y en las demás categorías seguramente muchas más porque arrancan con el semillero”, contó la futbolista sobre su experiencia.

“Hablando con jugadoras, después de la prueba, me decían que al otro día había pruebas en Vélez y estaría bueno que vaya. Me enteré de la de River porque soy hincha y sigo todo lo que es del club, pero está bueno seguir a los demás clubes porque se presentan estas oportunidades de pruebas de jugadoras para varias categorías y es bueno aprovecharlas”, agregó.

Asistir a la prueba y poder mostrar su juego en el predio del club de Núñez, fue un sueño hecho realidad para Aldana que se considera “millonaria hasta los huesos”. “Avancé mucho más de lo que pensaba, no fui con grandes expectativas y me fui con un montón tanto de aprendizaje como de palabras lindas y buenos deseos de jugadoras y cuerpo técnico. Me dieron la motivación de seguir y no quedarme solo con esa prueba”, fueron sus palabras.

Además, a sus 27 años la joven sostuvo que “se me dio la oportunidad que nunca pensé que se me iba a dar, la aproveché y por dentro pensaba que si no lo hacía ahora, no lo hacía más. Fui con el pensamiento de que al no ya lo tenía y no perdía nada con intentarlo. Llegué con bolsito en mano a cumplir un sueño y me fui con mucho más de lo que creía que iba a poder llegar a alcanzar. Como siempre digo y lo tengo tatuado, “cumple sus sueños quien resiste” y logré más que un sueño personal”.

Por otro lado, Aldana quiso compartir su experiencia para que “la lean muchas chicas y se contagien para seguir entrenando, jugando y divirtiéndose con este lindo deporte. Estaría muy bueno que se animen, que no le tengan miedo a los grandes clubes porque son posibilidades únicas, es una gran experiencia más allá de los resultados que consigan”, dijo.

“Donde tengan la oportunidad, más allá de lo que pueda pasar después, vayan, háganlo y disfrútenlo desde el momento cero. Gracias a Dios el fútbol femenino está creciendo mucho, falta muchísimo más, pero cosas así hacen que siga creciendo y avanzando”, completó.

Actualmente, Aldana reside en Mar del Plata, es personal trainer, estudia educación física y es jugadora de Cadetes de San Martín desde fines del 2021. En estos días juega junto a su equipo la Copa Challenger de Invierno y luego comenzará la Liga Marplatense. En ambas competencias participan todos los clubes de la ciudad balnearia.

“La copa se está haciendo hasta que solucionen temas de árbitros y canchas para categorías femeninas. Se hizo también a principio de año pero aún no pueden resolver esos temas, que es darle en realidad el mismo protagonismo a los equipos femeninos que a los masculinos”, explicó Aldana sobre la situación del fútbol que, como en muchas otras ciudades de Argentina, al ser femenino es amateur.

Melina Gómez