Los talleristas desvinculados de la Municipalidad días atrás, se reunieron con el intendente, Marcos Pisano, para intentar llegar a alguna alternativa que les permita cobrar su sueldo y continuar trabajando. Por su parte, el bloque de concejales del Frente de Todos intervino ante esta situación y evalúa presentar un proyecto en caso de que no sea resuelva por vías ejecutivas.

Por lo que pudo saber PRESENTE, tres talleristas fueron recibidos por el jefe comunal para dialogar acerca de su continuidad como trabajadores del municipio y encontrar alguna alternativa, de modo que puedan obtener algo de tranquilidad en medio de una cuarentena que agravó la situación económica.

En paralelo, la bancada que preside el concejal, Marcos Beorlegui, tomó partido y se comunicó con el director de Derechos Humanos, Gustavo Morales, para comunicarle su parecer.

“Le dijimos que era una medida desacertada y que había que readecuar algunas partidas presupuestarias para hacer frente a esta situación”, comentó a este medio el concejal Oscar Ibáñez.

Si bien reconoció que el distrito está en emergencia sanitaria, no dudó en plantear que “no compartimos esta decisión de que los talleristas queden sin su contrato habitual”.

“Estamos analizando alternativas”, sumó Ibáñez, y adelantó que en caso de no abordar a ningún acuerdo “estaremos presentando un proyecto en el Concejo con alguna alternativa viable para poder dar respuesta a todos los talleristas”.