El Gobierno Nacional extendió el congelamiento de las tarifas de servicios hasta diciembre de este año hacia los usuarios pertenecientes a sectores vulnerables, determinado por la Ley de Emergencia que regía hasta este mes.

Las empresas que no podrán suspender o cortar los servicios por falta de pago son las prestadoras de energía eléctrica, gas por redes y agua caliente, telefonía móvil o fija e internet o televisión por cable. Es por esto que el Decreto 543 que se publicó este viernes en el Boletín Oficial amplió de tres a seis facturas impagas consecutivas o alterna, con vencimiento desde el 1° de marzo.

Te puede interesar: Se aprobó la Ley de Alquileres y establece nuevas reglas para los inquilinos

Percibirán esta medida aquellas personas que estén incluidas en las siguientes beneficios:

  • Asignación Universal por Hijo.
  • Asignación Universal por Embarazo.
  • Pensiones no contributivas que perciban ingresos mensuales brutos no superiores a dos veces el Salario Mínimo Vital y Móvil, actualmente en $ 16.875.
  • Monotributistas sociales.
  • Jubilados, pensionados y trabajadores en relación de dependencia que perciban una remuneración bruta menor o igual a dos Salarios Mínimos Vitales y Móviles.
  • Monotributistas inscriptos en una categoría cuyo ingreso anual mensualizado no supere en dos veces el Salario Mínimo.
  • Aquellos que perciban seguro de desempleo.
  • Electrodependientes.
  • Los y las empleadas domésticas.
  • Los exentos en el pago de ABL o tributos locales de igual naturaleza.

Por último, el DNU prorrogó hasta el 28 de junio garantizar un servicio reducido de las empresas de telefonía móvil e internet para brindar una buena conectividad a los usuarios con servicio prepago que no realicen recargas. Todas estas medidas fueron llevadas a cabo producto del impacto económico que generó la pandemia por el coronavirus.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin