Una vecina de Mones Cazón hizo público el relato de lo que vivió en su vivienda el sábado por la tarde. Recibió un proyectil, tipo perdigón o balín, en su cuerpo y aún desconoce de dónde vino el disparo.

Marcela es una vecina de Mones Cazón que el fin de semana pasado resultó imprevistamente protagonista de un episodio cuando se encontraba en su vivienda. La misma vecina fue quien relató lo sucedido buscando una respuesta que aclare lo ocurrido y también para evitar que se repita con otra persona. “Fue el sábado a las 2 y pico de la tarde” relató Marcela Palombo.

“Sentimos un estruendo en el techo de casa, entonces salgo por la puerta del costado y voy a ver si cayó algo atrás. Inesperadamente estando en el patio de mi casa, oigo otro ruido como un gatillo y de forma inmediata sin saber qué me pasaba, empiezo a sentir un fuerte dolor en mi pecho, horrible el dolor. Tan fuerte que me apreté la remera y sentí que salió un grito de mi garganta”, expresó la vecina que recibió un disparo de un aire comprimido.

“Ya adentro de mi casa, miro y veo que tenía una marca de un perdigón. ¿Cómo puede suceder esto? Si iba alguien más bajo le puede sacar un ojo. ¿Qué nos pasa a los padres? por favor, solicito conciencia. Después las lágrimas y disculpas no sirven, no pueden dejar en manos de niños algo que pueda lastimar”, manifestó la mujer, suponiendo que fue un niño quien disparó.

“Agradezco a Dios que no pasó nada grave, aún siento la sensación de mi cuerpo temblando de miedo. Por favor, les pido la toma de conciencia y empatía, y que esto no se repita”, finalizó la vecina en su descargo.

Fuente: Noticias