A pedido de la Municipalidad, vecinos de la ciudad colaboraron en la construcción de un módulo de desinfección para uso masivo, que fue instalado en la garita de acceso a la guardia respiratoria del Hospital Capredoni. 

Se trata de un rociador automatizado (dispenser), con solución alcohólica para manos, que fue construído por los bolivarenses Luis Ercsey, Juan Herrero y Eugenio Peveri, a pedido de intendente Pisano. El objetivo era instalarlo en lugares donde la circulación de personas es mayor, en este caso el nosocomio local.

“El dispenser trabaja a partir de un sensor de proximidad, que se activa cuando se acercan las manos al cubículo del gabinete”, explicaron desde el municipio.

La construcción del módulo fue voluntaria, una actitud que desde el municipio quisieron destacar, ya que “cada vez son más quienes realizan de forma desinteresada acciones para cuidar la salud”, dijeron.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin