Durante la madrugada del viernes, Bomberos Voluntarios salió del cuartel para dirigirse a las inmediaciones de la bajada de Villa Sanz, donde un camión derramó bolsas de cemento.

A las 4:10 de la madrugada, la sirena indicó una nueva salida del personal bomberil. El móvil 5, a cargo de la oficial Soledad Sardón, se movilizó con cuatro acompañantes a prestar servicio a la ruta 65, entre las bajadas de Villa Sanz y las torres de electricidad.

Allí el personal realizó tareas de limpieza asfáltica para dejar el camino en mejor estado, luego del derrame de una cantidad de bolsas de cemento, regresando al cuartel a las 6:20 de la mañana.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin