María Alicia Rodríguez abrió su propia agencia de viajes hace 25 años, apenas regresó a Bolívar, luego de cursar sus estudios en la universidad del Salvador en Capital Federal. En todo ese tiempo le pasaron muchas cosas y tuvo que atravesar por los contextos más atípicos. A pesar de ellos, construyó una importante trayectoria en el ámbito turístico por medio de Ankor Tour.

Cansada de la gran ciudad, hace 25 años decidió su regreso a Bolívar. «La gente me decía: ‘¿a Bolívar? ¿Qué vas a hacer ahí?'», contó María Alicia en una charla que mantuvo con PRESENTE en el marco del 25° aniversario de su agencia. Tenía 27 años cuando comenzó este proyecto en el que, describe, se cruzan cientos de historias, sensaciones y, sobre todo, satisfacciones.

Buenos Aires se tornó agotadora para su dinámica de vida, entre la facultad y el trabajo. «Estaba de los pelos, ya no me bancaba Buenos Aires», recordó. Al recibirse se fue seis meses a Grecia e Italia y dos a México, donde cultivó su profesión, hasta que decidió volver a Capital para trabajar en la temporada de verano del año 1997. Los resultados fueron positivos para su economía y con el dinero que ganó pudo instalar Ankor Tour, en Bolívar.

«En 25 años he pasado de todo: Gripe A, pandemia, cenizas volcánicas, pasajeros presos. De todos los problemas mundiales que han afectado al turismo , a mí me tocó uno», relató. El más crítico, por su actualidad, pero también por su magnitud, fue la pandemia de COVID-19.

Cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la Emergencia Sanitaria en todo el mundo, María Alicia tenía siete pasajeros varados en Brasil, cinco en Estados Unidos y otros tantos en México. Recuerda que hubo que hacer varias operaciones de retorno en medio del caos, con hoteles que disponían sus cierres preventivos. «Se hizo toda una logística para que pudieran regresar y afortunadamente pudieron volver todos. Hubo gente que dejó sus valijas, pero pudo traerlas de nuevo», recordó.

Otra de las complicaciones que trajo aparejada la pandemia fue la cancelación de viajes para quienes ya los habían reservado. No obstante, desde marzo de  2020  aquellos clientes de Ankor Tour que tuvieron que posponerlo, pudieron realizarlo finalmente y sin variaciones en sus costos. «Acá viajó todo el mundo y prácticamente nadie tuvo que pagar arriba. Ahora en diciembre salen los últimos cuatro que me quedan pendientes», comentó.

Para María Alicia, lo peor de la pandemia fue no saber cuándo se terminaba. «Se cerraba todo, era imposible el tema de las vacunas, la gente se iba de la Argentina… lo único que vendía en ese momento eran pasajes solo de ida, principalmente a Italia y España. Fue un año y medio con un panorama muy oscuro», lamentó.

En ese sentido, confesó que estuvo «a punto de cerrar» y que a pesar de recibir ayuda del Gobierno por medio del ATP, le fue difícil cubrir todos los gastos. «Fue cuestión de aguantar, y acá estamos. A mitad del 2021 ya se pudo volver a viajar y este año la temporada en Europa fue tremenda, explotó», sostuvo.

La receta justa

Para un agente turístico, vender un viaje requiere de saber diferenciar criterios y caracterizar al cliente. «Esto es igual que con el médico, que no le da a todo el mundo el mismo remedio. Acá tenés el que quiere todo armado, pero también al que te dice ‘dame tres noches en Madrid al llegar y dos en Barcelona para irme, los veinte que me quedan en el medio dejámelos que yo veo que hago allá», describió.

Respecto a esto último, rescató el rol de una agencia en el asesoramiento integral para viajar a Europa, donde aseguró que se tiene «un preconcepto incorrecto de lo que es el tour». «Viajar por Europa no está fácil, vos querés sacar un boleto para ir de un lugar a otro y podés estar cuatro horas en una máquina sin poder sacarlo. Entonces, el tour no es malo, es buenísimo. Y si no, hay gente que llega al lugar y se alquila un auto», señaló.

PN: – ¿Vos le garantizás todo el servicio?

MAR: – Depende lo que quiera la persona. Yo tengo mis referentes. Por ejemplo cuando me piden un destino exótico (china ,japon india , filipinas , maldivas,etc ), hay un colega al cual llamo y le digo ‘tengo dos chicas, 32 y 35 años, son aventureras, les gusta subir, bajar, etc., armame Japón’, y él me arma en base al perfil de cliente que yo le doy. No se le puede dar a todo el mundo lo mismo.

Hoy por hoy vos en internet tenés todo y decís ‘¿para qué necesito una agencia si puedo comprarme todo por internet?’ Bueno, pero siempre necesitás una red de contención en un viaje. Mucha gente va y hace eso, pero a la larga vuelven, porque necesitan la contención que le puede brindar una agencia en todo sentido.

– ¿A dónde viajan mayormente los bolivarenses?

– Viajes en colectivo por Argentina salen todo el año y a todos lados, sobre todo enero y febrero en que viajan familias con chicos en edad escolar y gente que trabaja en relación de dependencia , en el resto del año viajan más que nada jubilados . En Argentina las Cataratas es la estrella, Ushuaia y Calafate siempre, también villa carlos Paz , salta y jujuy y Mendoza .

La gente que va a Europa lo hace entre mayo y octubre, en esos meses quedamos realmente agotadas,  porque muchísimos bolivarenses viajan y a todos lados. Hay épocas de Grecia y Turquía; Escandinavia, Viena ,Budapest y Praga; Reino Unido e Irlanda; el que va por primera vez en general  hace España e Italia y por ahí a París. En el Caribe Cancún y Punta Cana son las favoritas ; en  Brasil Búzios o Río . Sin dudas el destino que está en el top tres de los bolivarenses es Miami, si es posible con Orlando o  Nueva York, pero hay muchísima gente que va a Miami.

– Si tuvieras que enumerar, ¿cuáles son los hechos más importantes en la historia de Ankor Tour?

– Yo a esta altura te diría que estoy en paz. Ha habido años muy convulsionados y hoy por hoy, ni para bien ni para mal, estoy en paz y haciendo lo que me gusta. Acá nunca me aburro. Los últimos diez años por lo menos han sido con mucho trabajo, pero nunca sabés si llegás a fin de año. El tema del turismo está muy vapuleado, siempre que hay que poner un impuesto es al turismo… algo que no entiendo es por qué castigar al que viaja, que en general es quien ahorra para darse un gusto cada dos o tres años. Además hay que mencionar que la economía del país no ha ayudado mucho a este rubro.

– ¿Te traés experiencias de viajes propios para después ofrecerlas?

– Si, por supuesto , pero nunca todos los viajes son para todo el mundo. Vos tenés que ver, de cada viaje, de qué manera lo vas a ofrecer. Yo necesito transmitir confianza , y eso lo logro si yo misma conozco el destino o lo que estoy ofreciendo , asi que viajar es fundamental para mi .

– ¿Estás en constante formación?

– Si. Pertenezco aparte a varias agrupaciones de agencias de viajes. Una es GEA, que es un nucleamiento de agencias de todo el país, ahí pago un canon alto por pertenecer, pero es lo que se llama la fuerza de grupo para comprar y conseguir beneficios, además de sentirte protegida como agencia ante un problema. Otra asociación es AVAECE , donde nos nutrimos todos los agentes de viajes .

– ¿Por qué «Ankor Tour»?

– Para abrir una agencia de viajes tenés que presentar un nombre inédito. Presenté 25 nombres y me los tacharon a todos. «Anchor» quiere decir ancla en realidad, pero lo puse con «k» porque si la gente no lo sabe pronunciar en inglés le va a decir como suena.

– ¿Qué expectativas tenés a futuro?

– Hace poco alguien me dijo que las agencias van a ir desapareciendo. Por un lado te digo ‘si, puede ser’, pero por el otro hay mucha gente que nos necesita y no quiere viajar por su cuenta sola. Hay muchísimas cosas que nosotros resolvemos. Muchas veces yo soy la referente del viajero en caso de algún accidente, enfermedad , robo o cualquier tipo de problema . Yo me ocupo, sigo el caso, después vienen los reintegros, hacemos los trámites. Es un servicio antes, durante y después del viaje. La gente no encuentra tan fácil la información, nosotros estamos en esta y sabemos todo lo que necesitás para entrar al país al que viajás.

He cometido errores, si, muchas veces, y en general lo he resuelto. ¿Se ha enojado gente? Si, aunque la mayoría ha vuelto y no nos guardamos rencor mutuo porque saben que las intenciones son buenas.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin